Emilio Bruce

Emilio Bruce

Enviar
Viernes 4 Julio, 2014

Los principales problemas deben de arremeterse los primeros. ¡Vamos Costa Rica!


Sinceramente

¿Idiay, qué pasa?

El país ha llorado, reído, se ha abrazado con la Selección Nacional de Fútbol, y sigue con los ojos puestos en el Altísimo y en respaldo de los jóvenes valientes que allá nos representan con tanto éxito. Con la “Sele” se han hecho las cosas con profesionalismo. Las críticas llovieron sobre el profesor Jorge Luis Pinto al inicio, pero él les ha enrostrado a todos sus detractores con resultados, que él tenía razón y que los demás estaban hablando con ligereza.
Muchos han usado de ejemplo esta demostración de la “Sele” como un clásico proceso de fijar metas, construir rutas y empeñar esfuerzos. A quienes así han construido va nuestra felicitación, y nuestro homenaje de admiración.


¿Por qué no podemos hacer lo mismo en el MOPT? ¿Por qué no podemos hacer lo mismo en CONAVI? ¿Idiay, qué pasa?
Tenemos tantas personas de buena voluntad y de honorabilidad a prueba de tentaciones. Tenemos claras las necesidades. Tenemos préstamos pendientes de uso por millones y millones. Sabemos qué hacer. ¿Por qué no lo hacemos? ¿Por qué no podemos hacer lo que el señor Pinto hizo con la “Sele”?
¿Por qué no funcionan bien los servicios del estado?
Tenemos tantas personas con ganas de trabajar. Tenemos tantos valores y tantos diagnósticos en nuestras bibliotecas institucionales. Tenemos tantos buenos ejemplos nacionales y extranjeros de cómo hacer las cosas.
Pinto lo ha hecho. Quizás otro sea el campeón mundial, pero para el país YA somos los campeones mundiales. Aunque quedemos en cuartos esta hazaña es un sueño hecho realidad. Sabemos quiénes somos y de lo que somos capaces.
¿Por qué no podemos hacer lo mismo con la ruta 32? ¿Por qué no podemos construir un tranvía en la GAM? ¿Por qué desperdiciamos los préstamos para hacer despegar a Limón de la miseria?
Keylor, él solito, rechazó el penal. Joel, arrastrado a patadas, siguió con hombría. Michael, concentrado, dio el tiro de gracia. Todavía recuerdo cuando se contrataba un entrenador y otro y se despedían enseguida, nada servía y hacíamos un papelón.
Muchos atribuyen a una presunta “corrupción” este atascamiento de la administración pública. Creo que corrupción hay, pero estamos atascados en disputas políticas y diferencias de rutas y de metas desde hace rato. La mayoría parlamentaria ya no legisla y el Poder Ejecutivo no hace, porque el Presidente dejó de mandar desde hace años. Ahora hasta sus subordinados ganan mejor sueldo.
La legitimidad del liderazgo nacional ha sido altamente vulnerada con propósitos políticos. Esto todo como una forma de destruir a los adversarios aunque se dañara al país.
Los Notables recomendaron con sensatez muchas cosas positivas, aún sin plasmarse. Tampoco caminaron. Unidad de propósito y en metas sobre los grandes problemas no existe.
Las autoridades han de focalizar más sus tareas, nunca dispersarse en sus esfuerzos. Deberán ir terminando un poco los aires de campaña y asentar un poco las corrientes y actitudes de administración. El espíritu de hacer con sentido de urgencia debe prevalecer. Los principales problemas deben de arremeterse los primeros. ¡Vamos Costa Rica!

Emilio Bruce
Profesor
[email protected]