Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Honda y General Motors insisten en uso de celdas de combustible

| Miércoles 13 mayo, 2009



Honda y General Motors insisten en uso de celdas de combustible

Detroit -- Honda Motor Co., General Motors Corp. y Toyota Motor Corp. dicen que seguirán adelante con el desarrollo de autos propulsados por hidrógeno después que el Gobierno del presidente Barack Obama anuló planes de financiar las celdas de combustible, favoreciendo en su lugar los biocombustibles y las baterías.
La financiación del Departamento de Energía de Estados Unidos para proyectos relacionados con el hidrógeno será reducida en un 60% a $68,2 millones el próximo año fiscal en el marco de los planes presupuestarios que Obama presentó la semana pasada. El secretario de Energía, Steven Chu, dijo que el departamento se concentrará en proyectos como la energía de hidrógeno para edificios porque es improbable que ese combustible pueda usarse ampliamente para vehículos en un futuro cercano.
“Honda está muy comprometida con las celdas de combustible y vamos a proseguir con eso”, dijo en una entrevista Ed Cohen, subdirector general de asuntos gubernamentales e industriales de Estados Unidos para el fabricante con sede en Tokio. “Tenemos un número limitado de opciones para lograr los objetivos de transporte que incluyen un menor uso del petróleo y reducir los gases de efecto invernadero. El hidrógeno es una de ellas”.
Durante diez años, los fabricantes volcaron miles de millones de dólares en el desarrollo de modelos eléctricos propulsados por hidrógeno, promoviendo el combustible como un futuro reemplazo del petróleo y una forma de disminuir las emanaciones de carbono vinculadas con el calentamiento global. Si bien el desempeño de los modelos de Honda, GM y Toyota propulsados por hidrógeno rivaliza con el de los vehículos con motores de gasolina, entre los obstáculos están los altos costos de la producción y los materiales, la durabilidad y la falta de estaciones de servicio para reabastecimiento.
Tales problemas, sumados a la necesidad de hacer mejores tanques de combustible y encontrar formas de obtener grandes cantidades de hidrógeno de fuentes diferentes del gas natural, limitan el atractivo de la tecnología, dijo Chu el 7 de mayo en una rueda de prensa sobre el presupuesto del año fiscal que empieza el 1 de octubre.
La medida rechaza una prioridad del presidente George W. Bush, quien en su discurso de 2003 sobre el estado de la nación hizo un llamado a invertir $1.200 millones para el desarrollo de autos propulsados por hidrógeno.