Hemos mejorado en competitividad
Enviar

Un nuevo ranking no hace más que recordarnos que debemos ponernos al día en infraestructura. Varias obras se vieron detenidas o retrasadas por problemas relacionados con la mala administración o desvío de fondos públicos


Hemos mejorado en competitividad

Ha mejorado tres puntos Costa Rica en el Índice de Competitividad Global del Foro Económico Mundial.
Esto se debe, en parte, a que aún se siguen recogiendo frutos en el país de la inversión en educación y salud que desde mediados del siglo pasado se hizo y a las modernas tecnologías incorporadas recientemente.


El sistema educativo con que cuenta la población, uno de los mejores a nivel regional según el informe; la implementación de tecnologías de la información y la comunicación, así como el ancho de banda de Internet, fueron aspectos que elevaron a la nación en la lista.
Pasamos por ello de la casilla 54 a la 51 entre 144 países estudiados.
Lo que no nos favorece, en cambio, es la infraestructura de transporte, las limitaciones en el acceso al crédito y el alto déficit fiscal, entre otros aspectos.
Panamá, en cambio, que venía mejorando siempre en los últimos años, ha caído ocho puntos en el ranking, debido a la corrupción, inadecuado nivel educativo e ineficiencia burocrática estatal.
Es decir, que teniendo una buena infraestructura, el vecino del Sur se ve perjudicado por no haber invertido suficiente en su capital humano.
¿Podremos nosotros salir del rezago en infraestructura, poco acceso a crédito y déficit fiscal sin deteriorar la condición del recurso humano? Debemos hacerlo, sin duda.
Hemos aumentado en el presupuesto para 2015 el dinero público asignado a las universidades, pero no podemos perder de vista que la educación formal comienza en el kínder.
En cambio, hemos ido cuesta abajo en el sistema público y solidario de salud por razones ajenas al sistema mismo, como el despilfarro de dinero, la mala administración y un rezago en infraestructura instalada, además de que se dejaron colapsar hospitales a fuerza de desatenderlos.
Hoy un nuevo ranking nos recuerda que si estamos bien es justamente, entre otras cosas, por nuestro capital humano. Si este se descuida, perderemos lo más valioso.
En materia de educación se han venido haciendo esfuerzos por aumentarle año a año su presupuesto para alcanzar el 8% que manda la ley. En salud en cambio, es muy grande la deuda con la CCSS, tanto de las entidades de gobierno y estatales, como de una parte del sector privado.
Por otro lado, el ranking no hace más que recordarnos que debemos ponernos al día en infraestructura. Varias obras se vieron detenidas o retrasadas por problemas relacionados con la mala administración e incluso la corrupción.
Es hora, pues, de que los hechos nos demuestren cómo es que las cosas han de cambiar, de modo que en próximos estudios nuestra infraestructura ya no nos hale hacia abajo sino todo lo contrario.

 


Ver comentarios