Enviar

Ya se realizó, a solicitud del Estado, un estudio a cargo de técnicos españoles, que reveló la viabilidad de un Tram Tren para el país

Hay que avanzar pero correctamente

Un tren moderno es posible, afirma una nota de este medio ayer. Y debemos agregar que no solo es posible, si se empeña la voluntad política en ello, sino que es necesario y urgente.
Sabemos del lamentable estado de nuestras carreteras y puentes a causa de la desatención que han sufrido por años por parte de las autoridades a cargo y por el maltrato a que han sido sometidas por la saturación de tráileres, consecuencia del error de haber eliminado el transporte ferroviario.
Estos son errores que deben reconocerse, porque solo a partir de ese reconocimiento comenzará la acción de enmendarlos. Los costarricenses vienen soportando las consecuencias desde hace muchos años.
Hoy existe un presupuesto de $100 millones otorgado por el Banco Interamericano de Desarrollo para poner en marcha la truncada concesión del tren eléctrico a Heredia, que podría buscar completarse si se quisiera contar con el total necesario para un Tram Tren.
Es decir, un moderno tren que sacaría de circulación a miles de buses y carros además de permitir a los usuarios llegar más rápido a su destino con menos presas y por lo tanto sin ese desperdicio de combustible que, dicho sea de paso, no se logra con la actual fácil pero ineficaz salida de la restricción de placas.
El descongestionamiento es vital, además, si se piensa con seriedad en la anunciada carbono neutralidad. El desfile interminable de tráileres y autobuses atravesando continuamente las calles más céntricas de la ciudad no puede ser la estrategia que se continúe.
La ciudadanía debe tener una opción mucho más limpia y eficiente para sus traslados en servicio público y el transporte de mercaderías debe darse por medio de un sistema ferroviario que no destroza carreteras obligando luego a los contribuyentes a cubrir los altísimos costos para su mantenimiento.
Ya se realizó, a solicitud del Estado, un estudio a cargo de técnicos españoles, que reveló la viabilidad de un Tram Tren para el país. Es decir, un tren eléctrico con características de tranvía, capaz de circular por las calles de la ciudad y a la vez apto para hacerlo por una línea ferroviaria convencional. Pero tenemos que pasar de los estudios a la realización de las cosas.
Ver comentarios