Enviar
Hay que apostar al talento

La noticia que dio a conocer LA REPUBLICA ayer de que tres largometrajes hindúes se están realizando en Costa Rica en versión animada para luego ser exhibidos en las salas de cine asiáticas y latinoamericanas, confirma que el país debe apostar seriamente por una producción que aproveche el talento nacional.
La elaboración de productos en los cuales el talento es el ingrediente del que depende la calidad y por lo tanto la competitividad, como por ejemplo la amplia gama del audiovisual, es una industria que bien podría y debería desarrollarse en Costa Rica.
En el caso de la mencionada información sobre cine de animación, se unieron la visión y el talento de dos empresas nacionales. Por un lado Dart (Diseño Arte y Tecnología) que adquirió la tecnología más avanzada y estableció un espacio idóneo para crear productos audiovisuales de alta calidad, capaces de competir en cualquier parte del mundo, y por otro lado, el talento de quienes integran Estudio Flex, con animadores, diseñadores y técnicos en efectos especiales.
Estas compañías obtuvieron el contrato luego de que la productora estadounidense Motion Pixel Corporation, analizara la calidad de las películas animadas en varios países latinoamericanos.
Al igual que estas obras cinematográficas, diversos materiales audiovisuales podrían ser elaborados en el país como vídeos musicales, publicidad y muchos otros que significarían fuentes de trabajo para nuestros creadores y técnicos y precios competitivos para las empresas que necesitan elaborarlos.
El país cuenta con escenarios naturales muy apetecidos y buscados para estos fines, recurso humano con mucho talento y profesionales formados en las diferentes áreas como para definir a Costa Rica como un atractivo centro de producción audiovisual.
Pero no solo en materia audiovisual, sino en otras ramas de la producción, el talento nacional debería ser mejor aprovechado para un desarrollo de áreas en las cuales este se requiere como principal insumo.


Ver comentarios