Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Griegos pueden desviar plan de rescate

Redacción La República [email protected] | Jueves 29 marzo, 2012



Griegos pueden desviar plan de rescate

Es poco probable que los votantes griegos den a alguno de los partidos una mayoría viable en las elecciones que tendrán lugar ya el mes próximo, lo cual hace peligrar las políticas de austeridad de las que dependen los fondos de rescate.
Los sondeos de opinión muestran que ocho partidos pueden obtener bancas en la legislatura formada por 300 miembros. La Nueva Democracia de Antonis Samaras va al frente con 20% de los votos.
“Todos los sondeos sugieren que las elecciones griegas no llevarán a un gobierno de mayoría de un solo partido”, dijo Athanasios Vamvakidis, responsable de estrategia de divisas para Europa en Bank of America Merrill Lynch en Londres. “Sin un gobierno fuerte en Grecia que pueda implementar el programa, sigue existiendo la posibilidad de una cesación de pagos desordenada que lleve a una salida del euro”.
La tasa sobre los bonos del Estado con vencimiento en febrero de 2023 subió 162 puntos básicos hasta 20,07% desde el cierre del 12 de marzo, es decir el día en que los títulos comenzaron a negociarse después de la reestructuración de deuda soberana más grande hasta el momento. Los rendimientos correspondientes a los bonos portugueses con vencimiento en octubre de 2023 fueron de 11,7%, en tanto la tasa para los títulos irlandeses con vencimiento en marzo de 2025 fue de 6,94%. Igual que Grecia, Portugal e Irlanda requirieron fondos de rescate de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional.
La inminente elección griega tiene lugar en un quinto año de contracción económica. La tasa de desempleo alcanzó un récord de 20,7% en el cuarto trimestre. Más de la mitad de los griegos jóvenes está sin trabajo, y las pensiones y los salarios están siendo reducidos.
El gobierno provisorio del primer ministro Lucas Papademos anunció medidas de austeridad que equivalen a 20.600 millones de euros ($27.000 millones), o sea 10% del producto interno bruto, en 2012, según el Banco de Grecia.
No hay una fecha formal fijada para las elecciones en Grecia, si bien los líderes políticos consideran que el 29 de abril o el 6 de mayo serían las más probables. Standard Poor’s dijo el 15 de marzo que calificaba los títulos griegos CCC, su cuarto rango por encima de la cesación de pagos, debido a las perspectivas cuestionables de crecimiento, un consenso político que se debilita y una carga de deuda “todavía grande”.
El ratio deuda/PIB de Grecia caerá desde 165% en 2011 hasta 116 por ciento en 2020, suponiendo que se implemente el programa del país para reformar la economía, según el FMI, que aporta 28.000 millones de euros al segundo plan de rescate por 130.000 millones de euros.
Los riesgos políticos contribuyen a hacer que el país sea “propenso a accidentes”, dijo el FMI en un informe fechado el 16 de marzo. “Grecia tiene un margen pequeño o nulo para absorber shocks adversos o desviaciones del programa”, dijo.
Si no hay una mayoría para la continuación de la austeridad en Grecia, el fantasma de una salida griega del euro podría muy bien volver a surgir”, escribió en una nota a los clientes el 25 de marzo Joachim Fels, economista principal en Morgan Stanley.
Los sondeos muestran que es mayor el número de griegos que ahora quieren votar, lo cual echa por tierra a los ojos de los diseñadores de la política europea la posibilidad de que Papademos, que fue vicepresidente del Banco Central Europeo, haga avanzar las reformas económicas necesarias.

Bloomberg