Gobiernos europeos advierten a May que no recibirán conversaciones tempranas sobre Brexit
Bandera de la Unión Europea cosida a mano por una ciudadana del antiguo continente. Bloomberg/La República
Enviar

Los gobiernos de la Unión Europea (UE) se quejaron del plan de Theresa May, primera ministra de Reino Unido, para iniciar las negociaciones del Brexit en abril, pese a que todavía carece de detalles y dijeron que no va obtener las conversaciones informales que está buscando antes de ese mes.

May dijo por primera vez que va a provocar la retirada de dos años del Reino Unido de la UE en el primer trimestre y dijo a la BBC que al dar de antemano las fechas, esperaba que sus homólogos de la UE permitieran un “trabajo preparatorio” para garantizar un “proceso más suave”.
Esa solicitud recibió poca atención en otras partes de Europa cuando los políticos reiteraron que May debía invocar el artículo 50 del Tratado de Lisboa donde se detalla cómo sale un país de la UE antes de que “independice”. Los inversores se preocupan de que podría aumentar la probabilidad de una ruptura en lugar de una salida fácil.
"No hay negociaciones sin notificación", dijo Raimundas Karoblis, viceministro de Relaciones Exteriores de Lituania. Konrad Szymanski, vicecanciller polaco hizo eco de esa opinión, diciendo que las conversaciones deben incluir todos los 27 miembros restantes. Ann Linde, ministra de la UE sueca dijo en una entrevista que "no habrá negociaciones nacionales, por separado."
Funcionarios de Dinamarca, Lituania y la Comisión Europea hicieron el mismo punto, mientras que el portavoz de la canciller alemán, Angela Merkel, Steffan Seibert dijo que su posición es "sin cambios".

Las naciones restantes pueden estar tomando una línea dura puesto que se preocupan por que las primeras conversaciones permitan que los británicos siembren divisiones entre los 27 con una reunión con los distintos gobiernos, según Charles Grant, del Centro para la Reforma Europea.
Algunas naciones también se quejaron de que May todavía no da contenido a su estrategia. Lubomir Zaoralek, canciller checo dijo a la agencia estatal de noticias CTK que "no estamos mucho más lejos de lo que estábamos antes".
"Tenemos que saber qué tipo de escenario de la salida del Reino Unido se quiere", dijo Lars Lokke Rasmussen, primer ministro danés. "El punto de vista entre la UE-27 sigue siendo que se trata de los británicos que pidieron el divorcio y tienen que fijar los términos. A continuación, vamos a responder a eso”.

Aun así, existe un poco de gratitud puesta sobre May, al finalmente poner una fecha límite para entablar conversaciones, a más de 100 días después del referéndum.

Ver comentarios