Gazprom reduce suministros a Ucrania
Enviar
Gazprom reduce suministros a Ucrania


Moscú -- La corporación rusa de gas Gazprom redujo ayer a la mitad los suministros de gas a Ucrania y puso de paso en el alero los envíos de ese carburante a Europa, que recibe del monopolio ruso un 40% de sus necesidades.
En cumplimiento de su amenaza, Gazprom recortó a las 20:00 hora local (17:00 GMT) los suministros a la parte ucraniana en otro 25% debido a la negativa de Kiev a abonar 600 millones de dólares por el gas consumido en los primeros dos meses del año.

De esta forma, el monopolio ruso ha reducido en menos de 48 horas en un 50% los envíos de gas a los consumidores ucranianos, anunció Serguéi Kupriánov, portavoz de Gazprom, citado por la agencia oficial rusa Itar-Tass.
El recorte fue confirmado por la compañía estatal ucraniana Naftogaz que, no obstante, insistió en que podrá satisfacer las necesidades de los ucranianos por espacio de dos semanas.
Por otra parte, Kupriánov no descartó la posibilidad de que se produzcan nuevos recortes, en caso de que la parte ucraniana no “regrese con urgencia a la mesa de negociaciones”.
Actualmente, añadió, “las conversaciones no se encuentran en punto muerto, sino que ni siquiera se han reanudado, ya que los colegas ucranianos no viajaron ayer a Moscú”.
El portavoz tambié
n criticó la negativa de Ucrania a permitir que expertos independientes accedan a los contadores de gas en su territorio para verificar el bombeo de carburante por los gasoductos.
Previamente, Ucrania había amenazado con reducir el tránsito del gas ruso y centroasiático con destino a Europa si Gazprom ponía en peligro su “seguridad energética”.
Si Gazprom no reanuda las entregas del barato gas centroasiático a Ucrania, Naftogaz señaló en un comunicado que “se arroga el derecho de aplicar medidas adecuadas y asimétricas para proteger los intereses de los consumidores nacionales”.
En caso de hacerse realidad la amenaza ucraniana, varios países europeos podrían verse afectados, ya que el 80% del gas que Gazprom exporta a Europa pasa por suelo ucraniano.
Gazprom satisface un 40% de las necesidades de gas de la Unión Europea y países como Alemania o Francia compran al monopolio ruso entre un 20 y un 30% de sus necesidades.
En la anterior “guerra del gas” que estalló en 2006, Alemania, Francia, Italia, Polonia, Hungría, Eslovaquia, Austria, Eslovenia y Rumanía sufrieron cortes del suministro de entre el 14 y el 44%.
El consorcio ruso, que ha mantenido al tanto a Bruselas de cada uno de sus pasos, insiste en que “el suministro de carburante a los consumidores europeos no se verá afectado” y advirtió a Kiev contra “sustracciones ilegales”.
“Tenemos un contrato de transporte de gas a través del territorio de Ucrania que debe respetarse independientemente de que Naftogaz tenga o no un acuerdo de suministro con RosUkrEnergo”, dijo.
El monopolio ruso acusa a Kiev de no abonar los pagos del gas consumido sin contratar en los dos primeros meses del año (600 millones de dólares por 1.900 millones de metros cúbicos) y también de no formalizar los acuerdos de suministro para el resto del año.
La Comisión Europea (CE) no ha tardado en expresar su “inquietud” por el contencioso y ha exigido a ambas partes que negocien y “solventen cuanto antes posible la situación creada”.

Ver comentarios