Enviar
Futuro del dólar definirá rumbo del oro

Mientras la moneda norteamericana siga perdiendo valor, la demanda por el oro seguirá subiendo, y con ello su precio

Agustina Cobas
[email protected]

Desde hace varios meses nada ni nadie en el mercado financiero estadounidense ha quedado al margen de los fuertes vaivenes que este ha estado sufriendo. Ya sea con precios a la baja o al alza, con ganancias o pérdidas todos los bienes que se transan en la plaza financiera más grande del mundo han sido afectados por la crisis.
Al igual que otras materias primas, el oro, uno de los metales preciosos más demandados en el mundo ha sido afectado, en forma positiva, por los acontecimientos del mercado.
Considerado una inversión “refugio”, el precio del oro no ha dejado de subir desde hace varios meses, impulsado por el miedo de los inversionistas a una recesión más fuerte y por las pérdidas en el mercado de acciones.
Desde julio del año pasado, cuando la crisis de hipotecas de alto riesgo comenzó a materializarse con la caída de dos fondos de cobertura de Bear Stearns, el precio del metal precioso comenzó una carrera ascendente que, hasta ahora, no ha dado señales de detenerse.
Concretamente, desde julio de 2007 a la fecha el precio se ha incrementado más de un 50% (ver gráfico).
Además de los temores de los inversionistas, que los lleva a refugiar sus inversiones en oro o en instrumentos ligados a este, otros elementos propios de la economía también inciden sobre el comportamiento del metal precioso.
“Al oro lo afectan principalmente la inflación y la devaluación del dólar, funciona como cobertura ante estos factores adversos y hay un alto grado de especulación, es difícil calcular cuánto de cada ingrediente”, explicó Rainier Saballos, trader internacional.
Debido a esto, mientras el dólar continúe perdiendo valor frente a otras monedas, producto de la desaceleración económica en Estados Unidos, el oro continuará subiendo.
Por su parte, la especulación en el mercado financiero es uno de los elementos que impulsan el precio del dólar, al punto que varios analistas del parqué neoyorquino cuestionan cuánto del alza del precio es generada por la especulación o por demanda real.
“Como en todos los mercados, hay una porción significativa de la demanda que corresponde a especulación intradía y de corto plazo, pero es pequeña comparada con la demanda real del metal que obedece al consumo propiamente del producto”, agregó Saballos.
En este contexto, las perspectivas siguen apuntando al alza. De acuerdo con Bloomberg, Deutsche Bank espera que el oro siga cotizando al alza “hasta alcanzar incluso los $1.320 por onza.


Ver comentarios