Enviar
Fujimori niega acusación

Ex presidente peruano sufrió crisis de hipertensión

Lima
EFE

Alberto Fujimori rechazó ayer las acusaciones de haber violado los derechos humanos, durante el inicio del proceso por estos delitos, que fue aplazado por una crisis de hipertensión que sufrió el ex presidente peruano (1990-2000).
Cuando se iba a retomar la audiencia, la tarde del lunes, el médico personal de Fujimori informó a la Sala Penal Especial de la Corte Suprema que el ex gobernante padeció el malestar durante el receso de dos horas.
Fujimori, quien se mantuvo impasible durante la sesión matutina y sólo fue traicionado por una constante mueca en la boca, estalló cuando el presidente del tribunal, César San Martín, le pidió que señalara si aceptaba los términos del juicio.
“A raíz de mi Gobierno se rescatan los derechos humanos de 25 millones de peruanos, si se cometieron algunos hechos execrables los rechazo totalmente, pero también rechazo los cargos y no acepto la acusación fiscal”, subrayó en tono exaltado.
El ex mandatario dijo que recibió en 1990 a su país “en colapso”, con una grave inflación, en aislamiento financiero internacional y acosado por el accionar de la banda armada Sendero Luminoso.
Señaló que también existían grupos paramilitares como el llamado “Comando Rodrigo Franco”, que -según medios peruanos- tuvo vínculos con el primer Gobierno del presidente Alan García (1985-1990).
El fuerte alegato fue interrumpido por San Martín, quien le dijo: “Aquí mando yo”.
Fujimori respondió, con la voz quebrada, que “su defensa será a base de pruebas y no indicios”, lo que motivó el aplauso de un grupo de sus seguidores que asistían al proceso.
El juicio oral al ex mandatario, recluido en la sede de operaciones especiales de la Policía desde su extradición el 22 de septiembre pasado, es por las matanzas de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992), en las que murieron 25 personas, y los secuestros del periodista Gustavo Gorriti y el empresario Samuel Dyer.
La fiscalía acusa a Fujimori de ser “autor mediato” (haber planificado, organizado y dirigido las acciones) de esas masacres cometidas por el grupo militar encubierto “Colina” y pide una condena a 30 años de cárcel y el pago de 100 millones de soles ($33,3 millones).
Al inicio del proceso, los miembros del tribunal emitieron un pronunciamiento en el que aseguraron que serán “firmes” en sus decisiones y reconocieron que son “conscientes de la expectativa social” generada por el juicio.
Entre los que se prevé comparecerán en el juicio figuran el ex asesor presidencial Vladimiro Montesinos, que por motivos de seguridad no fue trasladado hasta la sede judicial y será citado cuando se considere “pertinente”, reveló San Martín.
Luego de un inicio del proceso confuso y tumultuoso, en el que se pudo ver que los miembros del tribunal desconocían el número de testigos e implicados que declararán durante el proceso, los magistrados escucharon los alegatos iniciales de la defensa y los acusadores.
El tribunal desestimó una solicitud del abogado Nakazaki, para que se rechace una petición del Ministerio Público de que se establezcan “algunos márgenes complementarios a la reparación civil”, que incluyan “medidas de rehabilitación, atención médica, psicológica y social para las víctimas”.
Ver comentarios