Fuerte polémica en torno al MAC
Enviar

Los empleados públicos solo pueden dirigir y administrar las instituciones que tengan a cargo en el marco de la legislación

Fuerte polémica en torno al MAC

En los últimos días hubo descontento, dado a conocer por LA REPUBLICA, sobre decisiones relacionadas con la misión que por ley de creación tiene el Museo de Arte Costarricense (MAC).
La principal queja pareciera que se dio en torno al hecho de que la institución, durante la presente administración, no haya estado exhibiendo un guion hecho a partir de una selección de obras de su colección permanente.
Sobre el tema, la sección MAGAZINE, en este medio, publicó varias notas periodísticas a la vez que surgieron opiniones de personas interesadas en este asunto.
Ayer la noticia fue la renuncia de la directora de ese Museo.
Sin embargo, el centro de la polémica debería seguir siendo analizado, porque no se trata de algo personal, de un director u otro, sino de la razón de ser de un Museo que, como el que nos ocupa, se creó y funciona financiado con recursos públicos (por reducidos que estos sean), entre otros fines, para conservar y exhibir ante propios y extraños, una muestra de lo mejor del arte costarricense y cómo este evoluciona a través del tiempo.

Esto no puede lograrse dicen los críticos mediante la exhibición por varios meses de la obra de un solo artista, aun si este forma parte de la colección del museo, porque sus obras, aunque sean muy valiosas, no representan al resto, o al menos a una selección de las mejores, como lo señala la ley de creación de este Museo. Esto sería, guardando todas las diferencias, como si alguien visitara el Louvre, en París, y se encontrara con una sola obra.
Los turistas, los estudiantes que hacen su primer acercamiento a la creación plástica nacional, y el público en general, deben poder apreciar un guion hecho con las obras más importantes de la colección permanente del MAC.
Con respecto al financiamiento de esa institución, tema sobre el cual también hubo debate público, este proviene de donde lo señala la ley. Es decir, de fondos públicos.
Si alguien quisiera proponer una innovación, para desplegar estrategias semejantes a las que en otros museos del mundo se realicen, y obtener así más recursos para la entidad, debería proponer, para ese fin, una reforma a la ley que rige el funcionamiento del MAC, de modo que todo se haga regulado como corresponde a un ente público.
Nadie puede incumplir la ley aun cuando no esté de acuerdo con lo que reza. Los empleados públicos solo pueden dirigir y administrar las instituciones que tengan a su cargo en el marco de la legislación.
Lo que sí es legítimo es hacer las gestiones necesarias para tratar de modificar cualquier ley si se considera obsoleta, injusta o equivocada. Sobre todo si se piensa que entorpece el funcionamiento de una institución impidiéndole cumplir con su misión.

Ver comentarios