Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



INVERSIONISTA


Financie su negocio con garantías insuficientes

Fabio Parreaguirre [email protected] | Lunes 27 octubre, 2014

Con los fondos de los avales hay mayores posibilidades de crédito para las pymes, explica Lucía Gómez, gerente de crédito de Desyfin. Gerson Vargas/La República.


Saque provecho a los fondos de aval

Financie su negocio con garantías insuficientes

Más de 1.600 créditos han utilizado este sistema para acceso a crédito

Para los empresarios que requieren un préstamo pero carecen de garantías se desarrollaron fondos especiales que incrementan sus posibilidades de acceso al crédito; se trata de los fondos de avales y garantías.
Esto se trabaja por medio del Sistema de Banca para el Desarrollo donde varias instituciones financieras pueden optar por esos dineros para ayudar a las personas o empresas para tener capital de trabajo o una inversión, así como para un emprendimiento.
Por ejemplo, en Desyfin operan una línea del SBD por más de ¢5 mil millones que aplican para optar por varios productos de la entidad, como descuento de facturas, crédito de capital de trabajo, arrendamiento o leasing, entre otros.
Así también en bancos tanto como el Nacional, el de Costa Rica, Popular, o en otros bancos privados se les puede sacar el provecho a estos fondos del SBD.
“El objetivo principal de los fondos de avales es otorgar mayores posibilidades de acceso a créditos para los pequeños y medianos empresarios. Por ejemplo, en Desyfin trabajamos una línea de fondo de avales con el Sistema de Banca para el Desarrollo, lo cual nos permite cubrir la insuficiencia de garantía de los clientes que solicitan financiamiento para sus negocios”, manifestó Ana Lucía Gómez, gerente de Crédito de Desyfin.
Una vez que el cliente entrega la documentación para la solicitud del crédito, para cualquiera de los productos mencionados anteriormente, la entidad realiza un estudio de capacidad de pago de los deudores y determina si hay insuficiencia de garantía.
Si el deudor no posee garantía o si esta no cubre el 100% de la deuda, se envía una solicitud al SBD para que avale el porcentaje faltante y se cubra la totalidad del financiamiento.
“A modo de ejemplo, si un empresario requiere un crédito por ¢50 millones y se determina que posee una garantía que cubre ¢25 millones, que representa el 50% de la deuda, se solicitará un aval al SBD por los restantes ¢25 millones, el otro 50% y, si este se aprueba, el cliente será sujeto de crédito”, explicó Gómez.
El porcentaje máximo, por operación crediticia, avalado por el SBD, es del 75%. Si un determinado caso requiere el 100% de aval de la garantía, el 75% se trabaja a través del SBD y el restante 25% lo asume la entidad financiera, a través de una garantía fiduciaria del cliente.
El acceso a financiamiento constituye uno de los principales obstáculos que debe enfrentar una pyme para crecer y consolidarse en el mercado costarricense.
El estudio sobre la caracterización de la oferta financiera a las PYME 2013 desarrollado por el Ministerio de Economía, señala que, durante el año 2013, se aprobaron un total de 38.887 préstamos a pymes, una cifra inferior a las registradas en el 2012 —45.144— y en el 2011 —45.190—.
Este estudio revela que uno de los principales motivos de rechazo a las solicitudes de crédito es la falta de garantía por parte del solicitante. Por este motivo, en 2013, 1.621 empresas recurrieron a avales y garantías de fondos especiales para tener acceso a financiamiento.

Fabio Parreaguirre
[email protected]
@fabiopLR