Logo La República

Martes, 20 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


FIFA gasta en mansión y canchas

Bloomberg | Sábado 01 junio, 2013



FIFA gasta en mansión y canchas

La FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociación) compró una mansión por $1,5 millones para la sede del fútbol en Mozambique y pagó casi $500.000 por un lote de tierra caribeña para construir un campo de juego, según datos publicados por el organismo que rige el deporte.
La organización sin fines de lucro con sede en Zúrich publicó información sobre más de 500 subsidios para el desarrollo pagados durante los 14 años de la presidencia de Sepp Blatter.
La FIFA está tratando de mejorar la transparencia a raíz de la destitución o renuncia desde 2011 de por lo menos cuatro ejecutivos en medio de investigaciones sobre ética.
La FIFA, que en marzo declaró una facturación de $1.160 millones en 2012, distribuye los ingresos provenientes de la transmisión televisiva de la
Copa del Mundo y las ventas de los derechos de auspicio para la promoción del fútbol, principalmente en los países más pobres.
Es probable que el sistema privado de patrocinio haya desembocado en despilfarro o corrupción, según Roger Pielke, profesor de la Universidad de Colorado que publicó un informe sobre la obligación que tiene la
FIFA de rendir cuentas.
“Esto demuestra cuánto dinero tiene la FIFA flotando”, dijo Pielke por teléfono. “De estos subsidios han derivado, sin duda, muchas cosas buenas. La falta de transparencia hace que probablemente también haya habido todo tipo de artimañas”.
Designado por la FIFA, Dieudonne Ndoumbou, está investigando qué ocurrió con un subsidio de $548.262 para el ministerio de defensa de Gabon otorgado en 2005 para promover el fútbol.
Se suponía que el dinero debía emplearse para construir un centro de entrenamiento, dijo Ndoumbou.
En un correo electrónico, la FIFA dijo que financió “un gran número de proyectos de desarrollo muy positivos” en el mundo entero, como la distribución de un total de $6 millones en subsidios a Palestina y Afganistán para construir instalaciones de fútbol que han incrementado la participación.
Si bien con el centro de entrenamiento en Gabon hubo “dificultades”, la FIFA dijo que construyó campos de juego y una sede para la federación nacional en ese país del oeste africano.
El gasto de la organización es sometido a una inspección cada vez mayor a raíz de que auspiciantes de la Copa del Mundo como Adidas AG y legisladores del Reino Unido expresaron preocupación por la gestión luego de supuestos casos de corrupción que implicaron a ejecutivos como el ex vicepresidente Mohamed bin Hammam, según Pielke.
En Mozambique, la FIFA acordó en 2011 pagar $1,5 millones al productor agrícola sudafricano Iaz Holtzhausen por la compra de su mansión colonial de 14 habitaciones en Maputo, la capital. Holtzhausen dijo por teléfono que antes de que la FIFA hiciera su oferta tenía pensado transformar la propiedad en un hotel boutique.
“Es muchísimo dinero para una federación de fútbol, pero en comparación con el dinero que se gasta en los pases de jugadores de fútbol, supongo que no es tanto”, dijo Hotzhausen.
La FIFA, que ayer inició un congreso de dos días en Mauricio, dijo en un correo electrónico que la sede de la federación nacional constituye “un activo fundamental” para la dirección y el desarrollo del fútbol en cada país.
En la isla caribeña de Montserrat, con una superficie que es la mitad de Washington D.C., la FIFA aceptó en 2001 pagar $499.144 para comprar un terreno destinado a un campo de fútbol.
La construcción y los honorarios alcanzaron el costo total de US$788.139, según FIFA.com.
“La FIFA está haciendo un progreso lento y gradual” para mejorar la gestión, dijo Pielke, comparándola con un club privado. “Todavía tiene un largo camino por delante”

Bloomberg