Enviar
Fiat invierte en México para aumentar ventas latinas

Chrysler Group LLc, que inició la producción del subcompacto Fiat 500 en México, está en condiciones de beneficiarse con acuerdos de libre comercio que podrían ayudar a Fiat SpA a afirmar su liderazgo en Brasil.
Sergio Marchionne, máximo responsable ejecutivo de ambas automotrices, el lunes celebró el inicio de la producción del 500 en la planta de montaje de Chrysler en Toluca, México. Dijo que podría fabricarse allí otro vehículo Fiat y que los vehículos comerciales de Fiat podrían montarse en Saltillo. Chrysler podría encarar la construcción de otra planta para fabricar esos camiones, dijo otro ejecutivo.
Aunque el Fiat 500 se está usando para reintroducir la marca en los EE.UU. después de treinta años, las fábricas de México también pueden abastecer los mercados latinoamericanos y evitar pagar aranceles de importación como el impuesto del 35% que ha fijado Brasil.
“México está en una situación ideal para la producción de este auto gracias a los acuerdos de libre comercio que tiene con sus vecinos del norte y del sur” dijo Marchionne durante un evento con el presiente Felipe Calderón, “gracias al puente entre el NAFTA y América Latina.”
Chrysler, que es controlada por Fiat, con sede en Turín, Italia, planea construir más de 120 mil Fiat 500 por año en la planta de Toluca, de los cuales más de 50 mil irán a los Estados Unidos y Canadá. El siguiente mercado en importancia será Brasil, donde el año pasado Fiat vendió 1.200 unidades del 500 de fabricación polaca, según la firma de investigación IHS Automotive.
El precio base del Fiat 500 2010 en San Pablo es de $35.856, según el sitio web de Fiat.
“En este momento, este producto en realidad no puede venderse porque Brasil tiene aranceles” que son del 35%, señaló el lunes en una entrevista Joseph Chama Srour, presidente de Chrysler México SA.
El ejecutivo espera que el Fiat 500 de fabricación mexicana pueda tener un precio más barato en Brasil al no pagar los aranceles, dijo. Aunque aún no se ha anunciado el precio que tendrá en Brasil, el precio del auto en México será alrededor de un 20% más barato que cuando se importaba de la planta de Fiat de Polonia, explicó.


México
Bloomberg




Ver comentarios