Enviar
Fernández descarta “catástrofe” energética

Buenos Aires
EFE

Cristina Fernández, presidenta de Argentina, criticó ayer a quienes predicen que el país puede sufrir una “catástrofe” energética y dijo que este es un “problema del siglo XXI en todo el mundo y en la región”.
Además, volvió a hacer votos para que se complete el proceso de incorporación de Venezuela como miembro pleno del Mercosur (bloque formado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) con el objetivo de completar la “ecuación energética” en Suramérica.
En un acto público, Fernández cuestionó el tratamiento que dieron los medios de prensa locales a la reunión que mantuvo el pasado sábado en Buenos Aires con sus colegas de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y Bolivia, Evo Morales, al cabo de la cual no se encontró una fórmula de reparto para el insuficiente gas boliviano.
“Desde algunos medios se planteó que la energía era sólo un problema que sucedía en Argentina y entonces era una cuestión de planificación o de falta de gestión y siempre asustando con que la catástrofe era inminente y estaba por suceder”, se quejó.
La presidenta explicó que el encuentro del sábado con sus pares de Brasil y Bolivia tuvo “como objeto conformar un grupo coordinador para administrar racionalmente el intercambio energético que se produce en la región”.
En este sentido, indicó que “administrar el sistema interconectado de la región exige tres principios básicos: racionalidad, solidaridad e inversión”.
Fernández, quien en diciembre último recibió el poder de manos de su esposo, Néstor Kirchner, precisó que “este año” Argentina expandió en un 11% su oferta de generación eléctrica, al incorporar 2.569 megavatios al sistema.


Ver comentarios