Enviar

Expresidente Toledo niega vínculo con empresa tica

A Toledo se le vincula con adquisiciones  hechas a través de la empresa Ecoteva, constituida el año pasado en Costa Rica por su suegra

201307152205490.i1.jpg
El exmandatario Alejandro Toledo fue interrogado por casi siete horas ante una investigacion abierta contra su suegra por presunto lavado de dinero. Archivo/La República
El expresidente de Perú Alejandro Toledo reiteró ayer que no tiene vinculación con las compras inmobiliarias hechas por su suegra, Eva Fernenbug, aunque reconoció que erró al explicar el origen del dinero utilizado para las adquisiciones por casi cinco millones de dólares, al ser interrogado por la Fiscalía.
El exmandatario (2001-2006) respondió durante casi siete horas ante la fiscal Elizabeth Parco por la investigación abierta contra Fernenbug, una ciudadana belga de 85 años, por presunto lavado de activos.
El propio Toledo tiene otra investigación fiscal abierta por presunto enriquecimiento ilícito sobre este caso, a raíz del cual se ha ordenado el levantamiento de su secreto bancario y reserva tributaria.
El ex jefe de Estado declaró, a través de un comunicado de prensa, que ofreció su testimonio ante la titular de la 48 Fiscalía Provincial Penal de Lima "por respeto a las instituciones democráticas y a la independencia de poderes".
"Soy el principal interesado en que estos hechos se esclarezcan", indicó Toledo en el documento, pues al terminar el interrogatorio se marchó de la Fiscalía sin declarar a los reporteros.
El expresidente insistió en que no tiene "vinculación alguna con estas compras inmobiliarias" y que tampoco tiene "cuentas corrientes o de ahorros, o de cualquier otro tipo en Costa Rica".
Desde que se conoció este caso a inicios de año, Toledo dio varias versiones sobre el dinero utilizado en la compra de una casa y una oficina en Lima por cerca de cinco millones de dólares.
Inicialmente, Toledo dijo que su suegra, que no vive en Lima, como tampoco el expresidente ni su esposa, Eliane Karp, compró la residencia en una de las zonas más exclusivas de Lima con sus ahorros y con dinero que recibió por ser sobreviviente del holocausto nazi.
Posteriormente, la prensa peruana reveló que las adquisiciones se hicieron a través de la empresa Ecoteva, constituida el año pasado en Costa Rica por su suegra y el empresario Yosef Maiman, amigo del exmandatario.
Maiman desbarató otra de las versiones de Toledo, de que las compras se hicieron con un préstamo bancario, al declarar a la Fiscalía peruana que compró la lujosa casa y la oficina con su propio dinero por una conveniencia tributaria.
"Soy consciente que, sin tener todos los elementos de juicio completos, me adelanté en emitir opinión públicamente sobre las fuentes de recursos económicos en virtud de los cuales el señor Maiman y la señora Fernenbug realizaron esta inversión privada", afirmó Toledo.
"Hoy sé que había una estructura financiera privada diferente", acotó en el comunicado.
No obstante, Toledo remarcó que "esto no altera ni afecta, en modo alguno, la verdad de los hechos que ahora conocemos todos", tras la declaración de Maiman ante la 48 Fiscalía Provincial Penal de Lima.
El exgobernante indicó que ha cumplido con su responsabilidad de ciudadano al acudir ante la Fiscalía porque cree en el debido proceso y la independencia de poderes.
Sin embargo, agregó que su participación en esta investigación fiscal "no compromete en nada la independencia" de su partido, Perú Posible, que tiene 15 legisladores en el Congreso peruano.
Toledo indicó que no dará mayor información sobre el caso, mientras dure la reserva de la investigación.

Lima/EFE

Ver comentarios