Logo La República

Martes, 20 de agosto de 2019



INVERSIONISTA


Expertos vaticinan inflación anual de un 7,5%

Redacción La República [email protected] | Lunes 08 junio, 2009



Según encuesta de expectativa de precios desarrollada por INVERSIONISTA
Expertos vaticinan inflación anual de un 7,5%
Precio del petróleo será fundamental para lograr el objetivo de un menor incremento en los precios; a tres meses la tasa sería del 6,3%

Víctor Sanabria
[email protected]

Al cumplirse el cierre del primer semestre de 2009, más de 15 expertos de diferentes sectores económicos sacaron su bola de cristal y proyectaron la que sería la tasa inflacionaria a tres y 12 meses. Esto mediante una encuesta de expectativa de inflación desarrollada propiamente por INVERSIONISTA.
El promedio de los resultados predice una inflación cercana al 6,35% para el plazo trimestral, y un 7,59% para el año.
Pero, ¿en qué se basan estos promedios y cómo se comportan los precios actualmente? Sin duda, las variaciones en el precio del petróleo, la evolución del tipo cambiario y el comportamiento de las tasas de interés tienen y tendrán un rol protagónico en este juego.
En el último informe sobre el Indice de Precios al Consumidor (IPC), este indicador mostró una disminución del 0,12% en mayo con respecto al mes anterior. Esta disminución en el ritmo del crecimiento de los precios estaría influenciada principalmente por dos factores.
El primero tiene que ver con la tendencia de precios internacionales bajos de ciertas materias primas, principalmente del petróleo y de alimentos básicos. Eso sin dejar de lado los valores de otros productos que importa el país.
El segundo factor es el ajuste que está realizando el Banco Central de Costa Rica (BCCR) en su política monetaria, manteniendo altas tasas de interés nominales y una oferta monetaria que crece de manera controlada. Esto estaría induciendo a que se elimine el exceso de oferta de dinero que tradicionalmente ha caracterizado al sistema monetario y financiero del país.
Además, el entorno internacional juega un papel importante con respecto a la variación de precios en el país, ya que hay que considerar las expectativas sobre la evolución en el corto y mediano plazo que tengan los agentes económicos en la economía. Los mercados de futuros marcan tendencias en los precios de las materias primas.
“Los precios internacionales de los alimentos y del petróleo continuarán teniendo una gran influencia en la inflación local, ya que la gasolina y los artículos de primera necesidad tienen una ponderación importante en el IPC”, comentó Carmen Monge, analista de INS Valores.
A partir de ello, se considera que la economía nacional experimentará este año una inflación más moderada que la que se observó hasta noviembre de 2008, cuando reportó un 16,30%.
En el Programa Macroeconómico presentado por la autoridad monetaria a principio de año, la entidad estimó que el incremento de los precios internos se ubicaría en un 9%, con un rango de tolerancia de un 1% hacia arriba y un 1% hacia abajo.
Sin embargo, en la reciente revisión del mismo programa el Central contempla como meta inflacionaria un 8%, manteniendo el mismo rango de tolerancia.
El ajuste es entendible por la mayor parte de los expertos que participaron en la encuesta realizada por INVERSIONISTA, quienes en la proyección inflacionaria a 12 meses difieren poco de las proyecciones del Central, al inclinarse por un 7,59%.
Una de las razones es que en el contexto internacional está presente el fenómeno de recesión económica, que se traduce en una baja demanda internacional por materias primas, tanto alimenticias como energéticas e industriales.
De igual manera, de la muestra participante en el ejercicio de proyección se puede destacar que la evolución de la inflación durante la segunda parte del año estará determinada por el comportamiento del tipo de cambio y las políticas de tasas de interés.
Según los expertos, si las tasas de interés se reducen podrían empezar a crecer nuevamente el crédito y el consumo, reactivando la demanda interna y con ello presionando los precios.
Pero dada la marcada contracción económica a corto plazo, las disminuciones en las tasas de interés no parecen probables, y más bien la desaceleración de la inflación mantendría tasas reales positivas y altas en lo que resta de 2009.
En cuanto al tipo de cambio, el ritmo de devaluación actual ayuda a compensar la caída en los precios de los bienes sujetos al comercio internacional. En la encuesta los expertos pronostican una pauta de devaluación a diciembre de alrededor del 7%.
Otro circunstancia podría ser que “una menor expectativa de inflación y una reducción de las tasas de interés en colones daría cabida a pensar en una menor devaluación del colón respecto al dólar, que podría provocar que el tipo de cambio fluctúe dentro de las parámetros de la banda”, explicó Isaac Castro, economista jefe de Interbolsa.
El BCCR indicó que se mantendrá monitoreando el entorno para ejecutar su política monetaria a través del manejo de tasas de interés y de la gestión de la liquidez, considerando cambiar sus expectativas para cumplir las proyecciones inflacionarias planteadas.
“La meta propuesta de un 8% me parece muy alta, dadas las condiciones actuales de la economía. El Banco podría aprovechar esta coyuntura para quebrar con la inflación inercial que afecta a nuestro país desde hace tantos años”, dijo Randall Castro, analista de E3 Corp, agregando que así se podría facilitar “la transición al esquema de metas de inflación con tipo de cambio flotante”,