Enviar
Eurozona teme que bancos sean salpicados pro crisis financiera


Bruselas (EFE).- Las bolsas de Amsterdam y Bruselas se unieron hoy a las caídas en los mercados de toda Europa provocadas por el anuncio de quiebra del banco de inversión estadounidense Lehman Brothers.
En torno a las 13.30 horas (11.30 GTM), el índice Euronext de Amsterdam retrocedía el 4,39% respecto al cierre del viernes, mientras que el selectivo BEL-20, de Bruselas, perdía el 4,49% por ciento.
Las más afectados por el desplome son las entidades bancarias, con bajadas de casi el 15% en el caso de Fortis, del 9,88% para Dexia, del 8,21% para ING y del 6,55% para KBC.
La semana bursátil comenzó con varias noticias preocupantes para el sector financiero, ya que, a la bancarrota de Lehman Brothers, se ha sumado la noticia de que el Bank of America comprará Merrill Lynch, otra entidad sumida en problemas.
Un grupo de diez grandes entidades bancarias internacionales anunció, por su parte, un programa de préstamos de 70.000 millones de dólares para hacer frente a la crisis de crédito, en tanto que el Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de Inglaterra apostaron por nuevas inyecciones de liquidez.
La situación de insolvencia del banco estadounidense Lehman Brothers mantuvo hoy bajo presión el mercado de valores de Fráncfort, que a media jornada llegó incluso a rozar los 6.000 puntos y marcó así un nuevo mínimo anual.
El índice de referencia DAX logró remontar, aunque siempre en negativo, y se situó al cierre en los 6.064,16 puntos, es decir 170,73 puntos o un 2,74 por ciento por debajo del cierre del viernes.
La quiebra de Lehman Brothers afectó de masivamente a los títulos bancarios, que se anotaron pérdidas de entre el 8,62 por ciento, como en el caso de Commerzbank, y del 4,5 por ciento en el caso de Deutsche Bank.
Las acciones de Postbank se depreciaron un 7,4 por ciento.
"La quiebra de Lehman Brothers ha hecho realidad un escenario de horror", sostuvo un analista, para quien la pregunta es cuántos bancos comerciales de la eurozona resultarán salpicados.
Los principales bancos centrales de Europa, el Banco Central Europeo (BCE), el Banco de Inglaterra y el Banco Central de Suiza, reaccionaron con inyecciones de liquidez para garantizar el buen funcionamiento del sistema financiero.
El BCE adjudicó 30.000 millones de euros (42.600 millones de dólares) a un tipo de interés mínimo (marginal) del 4,30 por ciento y con vencimiento a un día.
También las aseguradoras del DAX sufrieron, como el grupo de valores industriales, este nuevo repunte de la crisis financiera estadounidense.
Allianz perdió un 6,1 por ciento, hasta los 103,89 euros por acción, tras conocerse que la aseguradora estadounidense AIG también figura entre las empresas afectadas por la crisis crediticia.
Ver comentarios