Enviar

Las naciones deben minimizar el abstencionismo para que sus gobernantes sean verdaderos representantes de una población que pueda así decidir sobre su futuro


Estudiar la causa del abstencionismo

Conforme aumenta la cantidad de partidos políticos en el país, decididos a luchar por la silla presidencial, crece también el abstencionismo, la ausencia de votantes.
Un gráfico publicado por este medio ayer denota esta situación, desde una óptica numérica, “disfrazando una aparente relación entre multipartidismo y ausencia en las urnas”.
Es interesante que lo revelado en nuestra nota abre un importante panorama para iniciar un análisis profundo del fenómeno, en el que debería participar la mayor cantidad posible de los ciudadanos.
¿Cuál es en realidad la causa del abstencionismo?
Los políticos creen que el mismo no está ligado con la cantidad de aspirantes a la presidencia, sino con un descontento generalizado hacia la clase política y a los escándalos de corrupción, dice la nota.
La apatía ha llegado a un punto tal que un 38% de los costarricenses declara no simpatizar con ningún partido político a pesar de haberse iniciado de un modo u otro desde hace bastante ya el ambiente político electoral.
En todo caso, el fenómeno es demasiado importante como para dejar que transcurra más tiempo sin analizarlo a profundidad.
Por otro lado, no deben ser solo la clase política y sus seguidores más cercanos quienes se aboquen a esta tarea. Debe interesarse en ello toda la ciudadanía y debería pronunciarse al respecto muy especialmente ese alto porcentaje que probablemente no iría a votar para que exponga sus razones.
Aprovechando el trabajo publicado por nuestro medio, invitamos a las personas interesadas a enviarnos artículos de opinión para las páginas dedicadas a ellos, a fin de que paulatinamente y de acuerdo con la disponibilidad de espacio sean publicados.
Abrir estos espacios de debate o análisis es uno de los objetivos de LA REPÚBLICA, a fin de que realmente se ventilen asuntos tan importantes como el que hoy nos ocupa, con la más amplia participación de la ciudadanía.
Concluir, luego de un serio estudio y debate nacional, acerca de cuáles son las causas del abstencionismo, puede ser el inicio de una posible solución al hecho de que los gobernantes sean elegidos solo por una parte de la población sin participación del resto.
Una democracia no debería permitirse la permanencia de un alto abstencionismo. Es parte de lo que las naciones deben erradicar para considerar a sus gobernantes como verdaderos representantes de una población que quiere decidir sobre su futuro.
 

Ver comentarios