Enviar
No se debe permitir que con la promesa de un nuevo desarrollo turístico se condene a la muerte a decenas de especies


Esfuerzo por el ambiente

Los esfuerzos realizados durante este año por el Tribunal Ambiental en materia de hacer valer la ley, en lo relativo a la protección de la naturaleza, son un ejemplo de que las cosas —cuando se hacen con ganas— son posibles y representan un ejemplo digno de imitar.
Con pocos recursos, escaso personal y limitadas herramientas tecnológicas, un grupo de funcionarios se ha propuesto —con hidalguía— cumplir a cabalidad lo que sus cargos dentro de la función pública les demandan: hacer valer las leyes en materia de protección ambiental.
En menos de un año han logrado procesar casi una treintena de proyectos por daños ambientales, y en poco tiempo se efectuará el primer proceso judicial por presuntas violaciones a una reserva forestal.
Su trabajo ha demostrado algo que la mayoría de los costarricenses temíamos. Una verdad abrumadora para un país que se dice amante y protector de la naturaleza. Los daños a la flora y fauna, especialmente en zonas costeras han sido de sobra probados.
Se han efectuado trabajos al margen de la ley o quizás con permisos otorgados bajo dudosas circunstancias.
Esto es otra verdad revelada que sin duda debe ser analizada a fondo. Nuestras autoridades deben comenzar a revisar con lupa los procesos para otorgar permisos de construcción que se realizan en los gobiernos locales y en las dependencias ligadas al ramo.
No se debe permitir que con la promesa de un nuevo desarrollo turístico se condene a la muerte a decenas de especies.
No es posible que a nivel local se otorguen permisos y no se les dé un adecuado seguimiento. Quienes pecan de omisión también deben asumir la responsabilidad por los incumplimientos.
Entidades como el Tribunal Ambiental deben recibir todo el apoyo estatal para continuar con su loable labor. Su trabajo debe ser tomado como ejemplo por otras dependencias del Gobierno, ya que ha demostrado que cuándo las cosas se quieren hacer bien, se pueden lograr.
Ver comentarios