Enviar
Sábado 6 Marzo, 2010

Escazú, una “muni” extraplanetaria

Mientras el mundo se quema los sesos en afanosa búsqueda de soluciones tendientes a paliar la sin par crisis económica; mientras el mundo empresarial estudia la manera de impedir el despido de sus empleados y toma medidas para combatir la crisis; mientras el planeta se prepara para vivir de un modo diferente, y como lo ha dicho el señor Obama, para detener la voracidad y la irresponsabilidad de unos pocos, porque no se puede prosperar cuando la mayor parte del ingreso va a las manos de quienes ya son prósperos…, mientras todo esto pasa, en nuestro mundo hay una isla paradisiaca alejada de toda turbulencia económica; ahí no hay crisis ni se asoma el fantasma de la desocupación. Ahí el dinero sobra… y esto lo decimos en serio: lo que sobran no son ni 20 ni 50 ni 300 ni 800 millones de colones… ahí dejó de invertirse la bicoca de ¢2.300 millones.
Aunque en su cabeza sea difícil concebir esa suma, se la vamos a escribir: 2.300 millones de colones. El problema se agrava si le decimos que los gobernantes de esa “bella isla” han solicitado un aumento en el pago de las patentes de un 130%, y no contentos con ese ingreso, quieren aumentar el impuesto territorial hasta en un 600% en algunas áreas.
Salado usted si vive a la par de un superchozón y tiene su casa de clase media o media baja que continúa pagando al banco mes a mes. ¿Que por qué salado? Porque a usted lo van a tasar con la misma vara con que tasaron a su vecino millonario. —¡Pero a mí no me alcanza para pagar ese impuesto! Ya se lo dije, usted es un salado porque va a tener que vender su casa; pero no se preocupe… en Puriscal o en el mismitico San José, nuestra querida capital con nueva cara, no van a aplicar la tabla que recomienda la ONT del Ministerio de Hacienda.
Pero no todas son malas noticias, si usted tiene que irse de Escazú, cantón exclusivo para ricos, usted puede venir a visitar la nueva Florencia centroamericana y disfrutar de un majestuoso parque donde se invertirán unos ¢700 millones, ahí nos van a hacer varias edificaciones para que el pueblo se reúna, no va a quedar mucho espacio para el deporte pero eso…no importa.
No faltarán los necios de siempre que pretenden que les hagan caños y aceras; y hay quienes pretenden hasta una tubería sanitaria con una planta de tratamiento… ¿Habrase visto tal derroche? No, no, primero el parque; no importa que el monto que se paga por la administración supere la inversión en obras…de por sí, el pueblo tiene mala memoria y vuelve a votar por las mismas personas,
Los de abajo y los de arriba estamos firmando una carta al presidente Arias para que emita un decreto y no se aplique la tasa que sugiere Hacienda.

Rodolfo Borbón Sartoresi
Industrial
[email protected]