Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Escándalo trae malas noticias para Murdoch

Redacción La República [email protected] | Viernes 08 julio, 2011



Escándalo trae malas noticias para Murdoch


El dominical sensacionalista británico "News of the World" se publicará por última vez este domingo, según anunció ayer su grupo propietario, News Internacional, del multimillonario Rupert Murdoch, ante el creciente escándalo por las escuchas ilegales.
En tanto News Corp. de Murdoch intenta obtener la aprobación para comprar British Sky Broadcasting Group Plc, los políticos ponen en tela de juicio el alcance de su poder.
El escándalo, que estalló en 2006, se extendió esta semana hasta afectar, además de conocidas personalidades de la cultura, la política y la realeza, a familiares de personas asesinadas y militares muertos en Afganistán.
"Tras haber consultado con otros directivos, he decidido que debemos tomar medidas contundentes respecto al periódico. Este domingo se publicará la última edición del News Of The World", indicó el presidente de News Internacional, James Murdoch.
En un comunicado remitido a su personal, Murdoch señaló que el dominical, con 168 años de historia, se había "mancillado por un comportamiento equivocado" y añadió que "de hecho, si las recientes acusaciones son ciertas, (las escuchas han sido) algo inhumano y no tienen cabida en nuestra empresa".
El "News of the World", la versión dominical del tabloide "The Sun", es una publicación del grupo News International, parte del imperio periodístico del magnate australiano Rupert Murdoch.
Los políticos han buscado desde hace tiempo el apoyo de los diarios manejados por la división News International de News Corp. News of the World, el diario más vendido el domingo, tiene un hermano cotidiano, The Sun, que ha apoyado al ganador de cada elección desde 1979, cuando patrocinó a Margaret Thatcher.
El escándalo se desató en 2006 cuando trascendió que algunos periodistas recurrían supuestamente a los pinchazos para interceptar comunicaciones de famosos, en concreto los mensajes dejados en buzones de voz de teléfonos móviles, para conseguir así exclusivas, y desde entonces es investigado por la Policía.
En 2006, la policía centró sus investigaciones en dos hombres que fueron encarcelados "pero ha fracasado para llegar al fondo de las repetidas prácticas equivocadas que se han producido sin conciencia o un propósito legítimo", dijo Murdoch.
El primer ministro británico David Cameron prometió hacer indagaciones acerca de las investigaciones iniciales de la policía sobre pinchaduras telefónicas “y por qué no llegaron al fondo de lo que ha ocurrido”.

Londres