Enviar
“Es la crisis perfecta”

Baja en las expectativas económicas es algo inédito según el experto Enrique Iglesias

Daniel Chacón
[email protected]

Con la experiencia adquirida gracias a su paso por entidades como el Banco Interamericano de Desarrollo, la Comisión Económica para América Latina, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay y recientemente la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), Enrique Iglesias asegura que no habrá economía que logre evadir esta crisis.
De verbo crítico, hizo ver que en estos momentos se da un escenario de crisis perfecta, donde no hay consumo, la gente tampoco invierte, los bancos no prestan y los gobiernos tienen un déficit considerable en sus presupuestos.
De visita en Ciudad de Panamá para inaugurar el centro de información de la SEGIB, conversó con INVERSIONISTA sobre la crisis y la lectura de los cambios que se darán en la arquitectura de la economía.

¿Está América Latina en recesión?
No en forma colectiva, hay una contracción productiva pero existe la expectativa de seguir creciendo. La crisis si será dura e inevitable.

¿En qué se diferencia esta crisis de otras anteriores?
En que es el sector privado el que tiene mayores problemas de endeudamiento. Un reto es dirigir recursos para evitar la mortalidad de las pequeñas y medianas empresas.

¿Por qué el sector privado llegó a un estado crítico?
Porque hubo un fracaso de las instituciones públicas y privadas que estuvieron fiscalizando y participando en el proceso de expansión. Esto que tenemos no fue previsto ni por las calificadoras de riesgo, ni por los bancos centrales ni por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

¿Tienen los organismos multilaterales vacunas contra la coyuntura actual?
Enfrentan el reto de renovarse. El FMI tiene $250 mil millo
nes de presupuesto, es una cifra mínima si se compara con el volumen de capital inyectado en los principales mercados por los bancos centrales.

¿Quedaron obsoletos?
No, deben capitalizarse. Ya existen conversaciones para aumentar su capital, lo cual resulta barato para los países porque esto se hace con una pequeña porción en efectivo y el resto es una garantía para ir luego a captar a los mercados.

¿Cuál será el rol de los gobiernos?
Adoptar políticas de endeudamiento más serias y un control del gasto que atienda a prioridades porque hay menos recursos, por tanto es doblemente importante que los ejecuten bien. Por otro lado, deben tener las puertas abiertas y una buena comunicación con todos los organismos multilaterales y fuentes de cooperación, porque serán necesarios para mitigar los i
mpactos.

¿Cómo será el mundo cuando superemos la crisis?
No lo sé con exactitud, lo cierto es que la arquitectura económica cambiará. Tenemos varias economías emergentes como México, Rusia, China y Brasil que aportan un alto porcentaje al crecimiento global y deberá reflejarse en el nuevo mapa. También se deberá tomar en cuenta un tema de mayor intervención en los mercados, ante la pérdida de confianza en la autorregulación.

Ver comentarios