Enviar

Instituciones públicas de mucha importancia nacional deben proceder como Sutel en el reclamo de sus recursos económicos y luego cumplir con rapidez y buena calidad en sus servicios

Emular a Sutel

La eficiencia con que Sutel reclamó al ICE el pago del correspondiente canon y la posibilidad existente de quitar la concesión a la entidad estatal si no lo cancela, es un ejemplo a emular por parte de instituciones tan importantes para la vida nacional como, por ejemplo, la Caja Costarricense de Seguro Social que podría, cobrando lo que se le adeuda, realizar la inversión necesaria para trabajar con infraestructura, equipamiento, medicamentos y recursos humanos suficientes para brindar el rápido y buen servicio a que la obliga la ley.
Sin embargo, es curioso, esta institución no procede igual que Sutel. Empresas estatales y privadas mantienen con la Caja gigantescas deudas a pesar de que a los asalariados se les rebaja mes a mes el correspondiente canon. Tampoco se ejecuta, en general y en los mismos plazos, el castigo anunciado ahora al ICE a todas estas entidades morosas.
El presidente ejecutivo de la CCSS, suponemos, tiene el mismo derecho que Sutel para exigir los dineros que se le adeudan a la institución que dirige y así poder ponerla a funcionar como es su obligación hacerlo. Después de todo, cualquier institución estatal está para cumplir con su obligación y para ello, ya se sabe, hay que sostenerla económicamente pero también pedirle cuentas constantemente sobre su funcionamiento.
El país está pendiente ahora de lo que ocurra con el caso del reclamo de Sutel al ICE y de la misma forma debe estar pendiente de lo que sucede con el resto de los dineros de sus contribuciones y con la calidad de los servicios que las entidades estatales y privadas deben darle.
Si se desea un país con buenos servicios públicos hay que mantenerlos económicamente, pero de igual manera hay que exigir sanción ante incumplimientos, ya sea de los contribuyentes o de quienes están en la obligación de brindar el oportuno servicio de alta calidad.
Es hora de poner a funcionar bien a la Caja como poderosa herramienta con que cuenta el país para salud y jubilación, no porque esté tratando de hacerlo ahora en su país Barack Obama, sino porque Costa Rica cuenta con esa legislación y estructura desde hace medio siglo y son básicas para el buen desarrollo nacional.
Ver comentarios