Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



ÚLTIMA HORA


Emirates dejaría de volar a destinos africanos por deudas

Bloomberg | Miércoles 19 octubre, 2016 07:40 am

Foto Bloomberg.


Emirates, la línea aérea del Golfo Pérsico, podría suspender los vuelos a algunas ciudades africanas en un cuadro en que, con sus economías debilitadas por la caída del precio del petróleo, gobiernos del continente retienen ingresos de la venta de pasajes para apuntalar sus reservas de divisas.

La mayor línea aérea de rutas internacionales podría “eliminar frecuencias y posiblemente incluso ciudades” debido a la tensión de las divisas y a las dificultades comerciales de algunos mercados, dijo el martes el presidente de la aerolínea, Tim Clark, en Dubái, donde tiene su sede Emirates.

“Algunos países africanos han tenido caídas en sus monedas. No es una muy buena idea seguir allí”, señaló Clark en una reunión informativa de un evento de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés). “Estamos meditando qué hacer con cierto número de ellos”.

Nigeria sola le debe a Emirates $680 millones desde comienzos de septiembre, había dicho anteriormente Clark. United Airlines y la española Iberia ya han suspendido los vuelos. La repatriación de dólares del país más poblado de África se ha limitado desde que la caída de los precios del petróleo debilitó el valor de las exportaciones de crudo y redujo las reservas de divisas al nivel más bajo en una década. La devaluación del naira en junio todavía no ha mejorado la situación.

IATA dijo también que las reservas de dólares de Sudán, Egipto y Angola también son motivo de preocupación para sus miembros. Emirates vuela a esos tres países, así como a Lagos y Abuja en Nigeria, aunque Clark no especificó qué mercados eran los que más riesgo corrían de ver suspendidos sus vuelos.

Las líneas aéreas estadounidenses, por su parte, han pedido que el gobierno federal les dé permiso para analizar en conjunto la forma de recuperar los $3.800 millones que retiene Venezuela, que prácticamente ha detenido la repatriación de ventas pasadas de pasajes debido a la caída de los precios del petróleo.