Logo La República

Martes, 11 de diciembre de 2018



FORO DE LECTORES


Elecciones 2014 hoy

| Lunes 22 abril, 2013


Elecciones 2014 hoy

(Parte II)

Quisiera atreverme a continuar con mi análisis político de lo que avecino electoralmente para febrero 2014, con los datos de hoy, en cuanto a actores políticos y a lo cuantitativo que arrojan las encuestas. Algunos piensan que esto está decidido; yo creo que apenas se acomoda luego de que algunos partidos se encandilaron con la idea de una alianza total de la oposición al PLN.
PUSC. Hace algunos años escribí en la Revista Poder que este partido estaba en cuidados intensivos para su salvación, no en cuidados paliativos. La ineptitud de sus dirigentes y líderes le hizo más lento el tratamiento, pero se ha acelerado por la ineptitud de los otros partidos opositores al PLN para enamorar y mantener a los socialcristianos en sus filas. Hoy parece estar a punto para convertirse de nuevo en la segunda fuerza política del país.
Su presidente ha hecho un buen trabajo de recuperación, su fracción legislativa ha tenido protagonismo, sus expresidentes parecen haber salido del desgaste mediático de los problemas con la justicia. De sus precandidatos iniciales, Pedro Muñoz y Roberto Suñol hay poco que decir, no tenían la fuerza política para ser tomados en consideración, pero debe reconocérseles que hicieron el “desgaste” para movilizar al PUSC.
Hoy las figuras del Dr. Rodolfo Hernández, un “outsider” político, y la del abogado Rodolfo Piza, ambos con un reconocimiento ciudadano importante, por su labor social y pública, además de ser políticamente sanos, le pueden generar a este partido un sano espacio de discusión, alejado de la corrupción que le llevo a la crisis al inicio del presente siglo, suficiente, por ahora, para recuperar un segundo puesto político. Estoy convencido de que lo acontecido en los últimos meses en el PUSC lo tiene ante su punto de inflexión para un reacomodo de fuerzas y espacios políticos.
El ML y los demás. El Movimiento Libertario es Otto Guevara, este ha perdido la magia de antaño, lo tuvo todo para ser presidente, pero sus posiciones dubitativas le han mermado espacios. Puede aspirar a reactivarse en el ejercicio de la política volviendo al parlamento, con una doble postulación: candidato a presidente y a diputado. Su pecado original estuvo por siempre en su radicalismo ideológico; muy similar a lo que padece el Frente Amplio y José M. Villalta, en un país en que la política electoral se juega en el centro de la cancha, por ser centrípeta y no centrífuga.
Los demás partidos poco arraigo tendrán, a excepción de los cristianos que tiene clientela fija. Aspiran a diputaciones por subcociente, a menos que nos sorprendan con algo extraordinario, que ni siquiera puedo imaginar. Sí podrían ayudar con sus propuestas de candidatos a presidencia de la República a promover una segunda ronda electoral, si logran algunos nichos de decepcionados que creen en el voto como mecanismo de participación pero no en los partidos tradicionales.
El abstencionismo disminuirá, poco a poco, en la medida que vayamos pasando de un “menú a la carta de candidatos”, donde son muchos y variados; a lo que es la elección definitiva, un “menú ejecutivo” o “plato del día”: pollo o carne, tal vez pescado. Lo que sí es una realidad, aunque algunos la nieguen, es que nada está definido. Recordemos que las verdades políticas de hoy son mentiras que aún no han sido desahuciadas por nuevas verdades, y esto solo lo define el transcurrir del tiempo.


Claudio Alpízar Otoya
Politólogo