Enviar

Si el dinero existe pero en dos años no se ha logrado avanzar más para cerrar la brecha digital, tenemos que definir que ha sido por desacertada gestión


El problema es de gestión

Los datos procesados del X Censo de Población y VI de Vivienda, realizado durante 2011 por el Instituto Nacional de Estadística y Censos, le han proporcionado la información necesaria al Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones para elaborar un ranking, publicado ayer en este medio.
El mismo refleja el estado de acceso a las diversas tecnologías en las provincias del país, evidenciando que este no es homogéneo en todo el territorio, como debería.
Este valioso insumo, suponemos fue utilizado también por Fonatel, el fondo creado por Sutel para cambiar esa situación mediante los dineros aportados por las empresas que decidieron entrar al mercado de las telecomunicaciones.
Fonatel tiene cerca de $200 millones para esto, pero han transcurrido dos años durante los cuales no se ha avanzado mayormente en la gestión, excepto por un cartel recientemente adjudicado a la empresa Movistar (el primer cartel publicado fue un fracaso).
Esto refleja como, aun contando con los fondos necesarios, la conectividad en todo el país no se ha logrado por falta de adecuada gestión.
Insistimos en esto porque a pesar de las manifestaciones hechas desde la administración anterior en cuanto a la importancia que el Gobierno da a la educación como base indispensable para el desarrollo, existen muchos costarricenses imposibilitados de ejercer los mismos derechos que en ese sentido tienen otros porque aún no pueden hacer uso de las actuales tecnologías, como es el caso de Internet.
En el ranking de acceso a las tecnologías publicado por LA REPÚBLICA ayer, se muestra que es Heredia la provincia con mayor acceso, le siguen Cartago, San José, Alajuela y se encuentra Guanacaste en el quinto lugar. Pero Limón y Puntarenas, en el sexto y sétimo lugar respectivamente, aunque no aparecen en la publicación, son las que se encuentran en peores condiciones de acceso.
Si el dinero existe pero en dos años no se ha logrado avanzar más para cerrar esa brecha digital, tenemos que definir que ha sido por desacertada gestión.
Muchas veces escuchamos a nuestras instituciones públicas quejarse por falta de recursos financieros para hacer obras muy necesarias, pero como en este caso y en otros que a lo largo de los años hemos publicado, pareciera que el problema estuvo en la falta de buena gestión.

Ver comentarios