Enviar
Jueves 13 Octubre, 2011

El porqué de una demanda

Interponer una demanda ante la Comisión y ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos es algo que hago con dolor pues significa que, como ciudadano, he sufrido la violación de mis derechos más elementales y, además, he podido constatar que esta violación es una constante que afecta a otros compatriotas en mi país.
Interpongo esta demanda porque he sufrido una persecución política que afectó mi vida, la de mi familia y la de un movimiento político que le ha entregado a Costa Rica las más grandes conquistas en el campo social. Estos hechos deben registrarse y quedar claros para la historia patria.

Interpongo esta demanda porque cuento con los elementos, las pruebas y los hechos que confirman al menos once violaciones durante un proceso que se caracterizó por el quebrantamiento constante de las leyes y las garantías individuales.
Interpongo esta demanda con la certeza que la condena que se logre servirá para mover los cimientos de la justicia penal costarricense, que deberá corregir la forma como se está actuando, cometiendo injusticias y negando la correcta aplicación de la ley en perjuicio de los ciudadanos.
Interpongo esta demanda que se une a otras muchas que se han presentado ante estas instancias internacionales, porque al igual que otros compatriotas, busco que ninguna otra persona sufra las injusticias y violaciones de derechos que nos ha tocado vivir.
Interpongo esta demanda para dar claridad en el caso en el que se me involucró y junto con el libro que estaremos publicando en el mes de enero, los costarricenses tendrán la oportunidad de saber qué ocurrió con exactitud y formarse un criterio sobre los hechos y la forma como se resolvieron.

Rafael Angel Calderón Fournier
Expresidente de la República