Logo La República

Domingo, 9 de diciembre de 2018



FORO DE LECTORES


El Imperio panameño

| Jueves 01 noviembre, 2007


El Imperio panameño

Hace cien años, Francia, una potencia, fracasó en construir un Canal en Panamá. A mucho costo Estados Unidos lo terminó. Es un proyecto para países poderosos.
Hoy el nuevo Canal es una obra igual de titánica, pero no es japonesa. La están armando a buen ritmo los panameñitos. ¡Sí señor! ¿Quién dijo miedo?
Los ingleses, una vez provincia del Imperio romano, decidieron imitar esa forma de pensar en grande y se convirtieron en el Imperio británico, controlando medio planeta. Trece de sus colonias en América heredaron el espíritu y son el célebre Imperio yanqui.
Pues bien, un país chiquito crecido a la sombra de los gringos, decidió abrirse su propio camino en la historia. Germina el Imperio panameño. Bueno, si siguen a este ritmo por unos dos o tres siglos, claro está. Si solo mantienen el paso por 20 años, serán la Singapur de América Latina, aseguran los expertos. Nada mal como premio de consolación.
¿Cómo lo hacen? Son pragmáticos, toman decisiones con una única pregunta: ¿Esto le sirve a Panamá? Si la respuesta es positiva, se dedican de lleno a conseguirlo, sin romanticismos ni mucho trámite.
Buenos comerciantes, son apolíticos. Hugo Chávez odia al “diablo” Bush. No importa, le compran gas y petróleo. Luego lo venderán como gasolina en las marinas de Donald Trump a los yates de gringos ricos. ¿Que no hay electricidad? La importan de Centroamérica. Simple.
Aprobaron TLC con Estados Unidos en 15 días, después se fueron a Alemania para que invierta en las esclusas. En España recogieron otro poco de plata. Euros, yenes, dólares, si dan vida a su economía, mejor un euro en mano que cien balboas volando.
Y para que ese empleo no caiga en manos de inmigrantes ticos o nicas, exigen que un 90% de los puestos sea de panameños. Fácil, ¿verdad?
No ponen todos los huevos en un Canal. Aprueban las concesiones de marinas y hoteles en dos patadas, ahora son puerto de origen de cruceros, como Miami, no una parada mediocre, en muelles de carga, como hacemos aquí. Pedro Navaja como Ministro de Turismo los lleva viento en popa. ¿Que HP ocupa gente en Costa Rica? La favorecen en migración, impuestos, telecomunicaciones, y se fueron para allá 3 mil empleos que dábamos por sentado eran nuestros. ¡Sorpresa!
El aeropuerto más moderno del área, autopistas, muelles. Así como los egipcios hacían pirámides, los romanos acueductos y los británicos ferrocarriles, los panas hacen canales.
Si al vecino le va bien no lo envidiemos. Aprendamos algo. Si no puedes vencerlos, únete a ellos. Su nuevo Canal cuesta 5 mil, estará listo en diez años. Remendar nuestro viejo Aeropuerto cuesta 100, y en seis años no hemos podido.
La pequeñez solo está en la mente. La grandeza también.

César Monge Conejo
Ingeniero
cédula 1-908-123 tel. 398-2905