Enviar

Costa Rica se enfrenta a desafíos como sostener las tasas de crecimiento, integrarse al comercio internacional, mejorar eficiencia y transparencia del Estado y combatir problemas sociales
El déficit fiscal y el FMI

El Fondo Monetario Internacional (FMI) pasó revista días atrás al comportamiento de la economía costarricense, pero sobre todo a sus mayores vulnerabilidades.
En su evaluación, vinculada con el artículo IV, y una actualización de las cifras, el FMI señaló que la economía disfrutará de una recuperación aunque advirtió que para sostener las mejoras se requiere recortar el monto de la deuda y el déficit fiscal que este año rondará el 4,1%.
Las autoridades y la misión han convenido en transferir parte de esta brecha de recaudación al déficit de 2009. Lo anterior permitirá proteger el mayor gasto social y respaldar la demanda interna, manteniendo al mismo tiempo el financiamiento interno y la razón deuda/PIB dentro de márgenes razonables.
Tras los fuertes aumentos del gasto, sin embargo, los cuales están brindando un respaldo anticíclico a la demanda interna, deberá reducirse el déficit fiscal a fin de contener las vulnerabilidades y facilitar una reducción gradual de la carga de la deuda. En ese sentido es el déficit fiscal uno de los lunares de la economía costarricense, en las circunstancias actuales.
Para lograr este objetivo —y mantener al mismo tiempo mayores niveles de gasto social e inversión— se requerirá una reforma tributaria que permita aumentar los ingresos por lo menos en un 2% del PIB. Convendría lograr lo antes posible, a juicio del organismo internacional, un consenso en torno a la necesidad de aumentar los ingresos a fin de garantizar un rápido debate y la aprobación sin demora de una reforma tributaria.
Ciertamente no está el gobierno tomando medidas fiscales irresponsables como en el pasado.
Vistas así las cosas Costa Rica se enfrenta a cuatro desafíos básicos en lo económico: sostener las tasas de crecimiento, integrarse en el comercio internacional, reformar el Estado para mejorar la eficiencia y transparencia, y combatir problemas sociales como la pobreza, el desempleo y las desigualdades.
Ante los consejos del FMI, y otros organismos internacionales dispuestos a valorar fuertemente el diálogo con nuestro país y seguir asistiéndolo en la implementación de las reformas económicas e institucionales bien haría Costa Rica en enfrentar este tipo de desafíos ahora mismo.
Ver comentarios