El hombre que vendió muebles a Steve Jobs dirigirá Ford
Hackett sustituyó a Mark Fields en el cargo de presidente ejecutivo de la automotriz de 114 años de historia. Bloomberg/La República
Enviar

Alguna vez, Jim Hackett le vendió muebles de oficina a Steve Jobs, el cofundador de Apple Inc. Ahora, él debe convencer a los inversores y compradores de autos que Ford Motor Co. tiene una mejor idea para los vehículos que se manejan solos que los sabelotodo de Silicon Valley. Pero también necesita evitar las posibles críticas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Hackett sustituyó a Mark Fields en el cargo de presidente ejecutivo de la automotriz de 114 años de historia, que está luchando contra un declive de las ganancias y un desempeño decepcionante de las acciones.

Aunque pasó la mayor parte de su carrera al frente de un fabricante de muebles, Hackett, de 62 años, se ganó la reputación de ejecutivo visionario a gusto en el mundo de la alta tecnología y también dispuesto a llevar el bisturí a la fuerza de trabajo. En sus 20 años como líder de Steelcase Inc., Hackett eliminó 12 mil puestos de trabajo e hizo que la empresa pasara de la mera fabricación de muebles a cambiar el aspecto del mundo del trabajo.

Él enfrenta grandes desafíos en su intento por renovar una empresa de alto perfil como Ford tal como hizo en Steelcase. Uno de esos retos podría provenir de la Casa Blanca. Si Hackett eliminara empleos en Ford, se expondría a sufrir la ira de Trump, sentida con tanto dolor por su predecesor cuando decidió trasladar la producción de autos pequeños a México. Consultado sobre cómo utilizaba producción al sur de la frontera con Steelcase, Hackett minimizó esa perspectiva.

“Somos una empresa global y queremos ser dueños de nuestra estrategia en lo que atañe a dónde actuamos, fabricaremos productos en todo el mundo, tenemos que hacerlo”, dijo Hackett en respuesta a la pregunta de un periodista sobre las quejas de Trump porque Ford fabrica autos en México.

Fields fue presionado por la junta de Ford antes de una reunión anual de accionistas en la cual los inversores destrozaron a la administración por el mal desempeño de precio de las acciones. Las acciones de Ford cayeron un 37% en los casi tres años de Fields al timón.

La automotriz anunció un programa de compras de participaciones mayoritarias de trabajadores asalariados para mostrar que estaba tratando de bajar costos y transferir experiencia a la tecnología.

Desde marzo de 2016, Hackett dirige Ford Smart Mobility, una filial que coordina las incursiones de Ford en autos robóticos y viajes compartidos.



Ver comentarios