Enviar
Lunes 17 Noviembre, 2008

El gran anhelo de la comunidad china


La Colonia China en Costa Rica está de plácemes. La visita del señor presidente de la República Popular China, Hu Jintao, representa para nosotros, el cumplimiento de un anhelo que hemos perseguido desde hace mucho tiempo: consolidar fuertes y estrechas relaciones de amistad entre ambas naciones.
La Cámara de Industria y Comercio Chino Costarricense (CICCC) y un grupo de colaboradores desinteresados hemos hecho ingentes esfuerzos —aún desde antes del establecimiento de relaciones diplomáticas entre nuestros países— para fortalecer los lazos comerciales, culturales y de amistad entre China y Costa Rica, por lo que esta visita reviste para nosotros un enorme significado.
Hace tan sólo año y medio, celebrábamos con los costarricenses la atinada decisión del Gobierno de unirse a un grupo que reúne a las 170 naciones más importantes del mundo que reconocen la existencia de una sola China, con la cual hay mucho que aprender y compartir.
El desarrollo de esta relación ha sido sorprendente, tanto por la velocidad como por el interés que han puesto ambas partes en cada uno de los programas desarrollados, en cada convenio firmado y en cada plan proyectado a futuro.
Para Costa Rica son indudables los beneficios de esta relación, no sólo por la generosidad que ha mostrado China en materia de cooperación financiera, sino además por lo que significa asociarse a una de las economías más grandes, pujantes y de mayor crecimiento en los últimos años.
En el contexto de la globalización, un país como Costa Rica, que desea introducirse decididamente en el mercado mundial, debe no sólo seguir el ejemplo de otras naciones, sino también buscar el apoyo en socios comerciales que le brinden alternativas para su desarrollo. Sin duda, el poderío alcanzado por la economía china es una de esas alternativas, si se crean los mecanismos adecuados para aprovecharlos.
En este sentido, es importante la formalización de un Tratado de Libre Comercio con China, para lo cual se ha llevado a cabo un estudio de factibilidad, del cual se desprende claramente la complementariedad de ambas economías.
También hemos logrado acercar a los costarricenses a la milenaria cultura china a través de eventos tales como la participación de la Carroza del Dragón Chino en el Festival de la Luz 2007; y la visita de variadas manifestaciones artísticas en el Festival Internacional de las Artes FIA 2008, entre ellas la famosa Opera de Pekín, además de la extraordinaria exhibición de la Academia de Kung Fu Shaolin de Henan. Estas han sido muestras de lo que el pueblo chino tiene para compartir con Costa Rica.
Para nosotros es un gran privilegio contar con la visita del señor presidente Hu Jintao en el país, al igual que lo fue la visita del señor presidente de Costa Rica, Oscar Arias a Pekín, en el 2007. Ambos acontecimientos representan una clara señal de que vamos por buen camino. Estos dos nuevos países amigos tienen aún mucho que compartir y, sin duda, las relaciones entre la República Popular China y Costa Rica auguran grandes beneficios a futuro.
¡Bienvenido señor presidente Hu! No dudamos que usted experimentará, como lo ha hecho la Colonia China en Costa Rica, desde hace mucho tiempo, la hospitalidad y amistad del pueblo costarricense.

Isabel Yung Wong
Presidenta Cámara de Industria y Comercio Chino Costarricense