Logo La República

Lunes, 10 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


EE.UU. crece un 2,2% en el tercer trimestre

| Miércoles 23 diciembre, 2009



EE.UU. crece un 2,2% en el tercer trimestre

Washington -- La economía estadounidense creció un 2,2% en el tercer trimestre, el ritmo más rápido de los dos últimos años pero por debajo de las previsiones del consenso de analistas que esperaban un repunte del 2,8%.
El dato definitivo del Producto Interior Bruto (PIB) del tercer trimestre publicado ayer por el Departamento de Comercio es también inferior a la estimación inicial del 3,5% de octubre.
El Gobierno revisó posteriormente esa cifra hasta el 2,8%.
Antes del repunte experimentado entre julio y septiembre, la economía estadounidense se había contraído durante cuatro trimestres consecutivos, la primera vez que se producía una situación de ese tipo desde la Gran Depresión de los años 30.
En el primer trimestre de este año el PIB se contrajo a una tasa interanual del 6,4% y siguió otra bajada del 0,7% en el segundo trimestre.
Los analistas señalan que el repunte del PIB en el tercer trimestre podría haber puesto fin a la peor recesión de las últimas siete décadas.
Por lo demás, los datos publicados ayer revelan que el PIB creció menos de lo esperado debido a un gasto de los consumidores ligeramente inferior a lo previsto, recortes en los inventarios de las compañías e inversiones por debajo de las expectativas por parte de las empresas en equipos.
En concreto, el gasto de los consumidores, el principal motor de la economía estadounidense, creció un 2,8%, frente a los cálculos que apuntaban un aumento del 2,9%.
En el lado opuesto de la balanza se sitúan los programas de estímulo del Gobierno, que impulsaron la alicaída economía del país.
Entre esos programas está el popular "Efectivo a cambio de Chatarra", que ofreció reembolsos a los contribuyentes que reemplazaron sus vehículos viejos por otros más eficientes.
A esa iniciativa se suma el incentivo fiscal de $8 mil que el Gobierno ha ofrecido a los ciudadanos que compraron este año vivienda por primera vez.
Los analistas consideran que el trimestre actual, el cuarto, cerrará con un crecimiento de en torno al 4%, una cifra que de confirmarse representaría el mayor aumento desde el primer trimestre de 2006, cuando el PIB aumentó un 5,4%.
Se adelanta que el proceso de reabastecimiento de existencias por parte de las empresas ayude a impulsar el PIB en la recta final del ejercicio. Las compañías estadounidenses recortaron sus inventarios a un ritmo récord durante la recesión.
Entre los factores que se prevé ayuden a apuntalar el PIB estarían también las mayores exportaciones, así como un incremento del gasto de los consumidores coincidiendo con la temporada navideña.
El consumo representa alrededor del 70% del conjunto de la actividad económica estadounidense.
El Departamento de Comercio publicará la primera de sus tres estimaciones del PIB el próximo 29 de enero.
Los expertos subrayan, de todos modos, que aunque EE.UU. creciera a un ritmo del 4%, el dato no sería suficiente para reducir la tasa de desempleo, que se encuentra ahora en torno al 10%.
Se espera que el desempleo y el difícil acceso al crédito sigan haciendo mella en el proceso de recuperación y muchos economistas adelantan, de hecho, que el PIB se desacelere hasta el 2 o el 3% en el primer trimestre de 2010.