Enviar
Ecuador y Colombia alcanzan acuerdo

Bogotá rechazó presidencia Unasur por tensión con Caracas y Quito

Panamá
EFE

Altos mandos militares de Colombia y Ecuador acordaron ayer reactivar la “cartilla de seguridad” fronteriza entre ambos países, con vistas al restablecimiento de las relaciones diplomáticas bilaterales, informaron fuentes oficiales.
El acuerdo se alcanzó durante una reunión a puertas cerradas entre delegados de las Fuerzas Armadas de ambos países, auspiciado por la Organización de Estados Americanos (OEA) y que tuvo lugar en la oficina que el organismo interamericano tiene en la capital panameña.
Al término de la reunión, la OEA en Panamá señaló en un comunicado que ambas delegaciones “convinieron en restablecer la vigencia, en forma temporal, de la Cartilla de Seguridad para Unidades Militares y de Policía Fronterizas de la República de Colombia y del Ecuador”.
La OEA indicó que esta reactivación será provisional “hasta que ambos Gobiernos acuerden mecanismos más amplios, que vienen tratando los viceministros de Relaciones Exteriores de Ecuador y Colombia, con miras al restablecimiento de las relaciones diplomáticas”.
Víctor Rico, representante personal del secretario general de la OEA, Jose Miguel Insulza, informó de que la reunión se realizó “en un ambiente de cordialidad y de respeto”.
En la cita hubo un intercambio “franco y directo” entre ambos jefes militares que encabezaron el diálogo, “en el que se analizó la manera en que el cumplimiento de la Cartilla de Seguridad puede evitar la escalada de los incidentes fronterizos”, añadió Rico.
La mencionada “Cartilla de Seguridad” estuvo vigente hasta la operación militar colombiana contra un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Ecuador, el 1 de marzo pasado.
En la reunión participaron el jefe del Comando Conjunto de las Fueras Armadas de Ecuador, Fabián Varela Moncayo, y el comandante general de las Fuerzas Militares de Colombia, Freddy Padilla, acompañados por jefes militares de ambos países.
También acudieron las embajadoras en Panamá de Colombia, Gina Benedetti, y de Ecuador, y Elsa Villacis.
La OEA confirmó el martes la reunión, que inicialmente iba a realizarse en Costa Rica, según se anunció durante la V Cumbre América Latina, el Caribe y Unión Europea, celebrada en Lima la semana pasada.
El cambio de sede de esta reunión se debió a “dificultades logísticas” suscitadas en la Oficina de la OEA en Costa Rica.
El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, declaró ayer que su país no aceptó la presidencia de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) debido a discrepancias en torno al conflicto colombiano con los gobiernos de sus colegas de Venezuela, Hugo Chávez, y de Ecuador, Rafael Correa.
Uribe, quien viajara hoy a Brasilia para firmar el Acuerdo Constitutivo del organismo, señaló también que su país no participará en la Oficina de Seguridad Regional propuesta por el mandatario brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, ya que valora a la actual Organización de Estados Americanos (OEA).
El mandatario colombiano precisó, en una entrevista con RCN Radio, de Colombia, que esas decisiones se las comentó a Lula la semana pasada en Lima durante la V Cumbre de América Latina y el Caribe-Unión Europea (ALC-UE).
Uribe explicó que le dijo a Lula que “no era prudente que en este momento, dadas las dificultades con los presidentes de Venezuela y Ecuador, que Colombia asumiera la presidencia de la Unión Suramericana”.
“Todo indica entonces que vamos a tener la presidencia de Chile (en Unasur), lo cual recibimos muy positivamente”, añadió.
El jefe del Estado colombiano manifestó que “en América Latina en general a algunos gobiernos no les gusta el modelo de desarrollo de Colombia”.
Esas naciones “piensan que el modelo de desarrollo correcto es un modelo de hostilidad a la inversión, un modelo de revivir monopolios estatales como únicos instrumentos de prosperidad y nosotros en Colombia estamos en desacuerdo con eso”.
Ver comentarios