Foto 1
“El país no tiene una política de seguridad alimentaria o soberanía, al contrario, abandonamos el tema, dependemos de afuera”, explicó Roxana Morales, investigadora de la UNA. ARCHIVO/LA REPÚBLICA
Enviar

Aun cuando algunos sectores se dinamizan, los que dan más empleo siguen estancados

Economía a tres velocidades

37 mil personas más tienen trabajo que en el año pasado, pero la desigualdad sigue creciendo

Mientras los servicios financieros y la industria manufacturera presentan una mejoría respecto a su actividad económica al cierre del año, el comercio, hoteles, transporte, construcción, entre otros, van calentando pero de forma lenta, y la actividad relacionada con el agro, la electricidad y el agua continúan estancados es por esto que se ve la economía en tres velocidades.

201312082139580.in55.jpg
Así lo dio a conocer el balance económico a octubre de este año presentado por el Observatorio de la Coyuntura Económica y Social de la Universidad Nacional la semana pasada en un informe que denominaron “Costa Rica: Una economía que marcha a tres velocidades”.
En este se concluyó que la reactivación de la producción y las exportaciones están desligándose de la economía interna del país, así el repunte en la actividad económica se ve explicado por un mayor dinamismo de la industria manufacturera, especialmente en zonas francas.
A pesar de que esta industria presenta el mayor dinamismo de los sectores económicos, en el último año perdió 3.748 puestos formales de trabajo.
“Lo que más rescatamos fue el título, de la economía a tres velocidades, porque hay sectores en recesión, otros que crecen moderadamente y otros que crecen con alto dinamismo, acá el problema es que los que más crecen son los que menos empleo generan”, indicó Roxana Morales, investigadora del estudio.
Otros de los sectores que corren a una velocidad más rápida son aquellos que son intensivos en capital, como el de servicios financieros, que demuestran ser dinámicos, el problema es que el mayor crecimiento económico de estas no se traduce en menor desempleo.
En los sectores más lentos, vemos el agropecuario, que tiene ya seis meses consecutivos de recesión, con tasas de crecimiento negativas y que no tienen tendencia al alza.
“Ya son seis meses de caída en su actividad económica para el agro, esto se debe a la caída de la producción de granos básicos, arroz, frijoles y maíz, que tienen dos años y tres meses de recesión, caídas muy grandes”, indicó Morales.
Igual cuando se analizan las exportaciones de la parte agrícola, se nota la reducción en productos como el banano, café, excepto la piña que crece, eso se correlaciona con la actividad económica, para ver cuáles sectores de agricultura pierden fuerza.
Hay un tema en lo del agro, que es de seguridad alimentaria, ya que estamos generando una alta dependencia de productos importados y si se produce un problema a nivel internacional no tenemos la suficiente producción para abastecer en granos básicos principalmente, señala el estudio.
“El país no tiene una política de seguridad alimentaria o soberanía, al contrario, abandonamos el tema de estos productos por las importaciones, si no producimos esto, dependemos de afuera, puede pasar como en 2008, cuando tuvimos un problema de importación de frijoles y los trajimos de China, porque no se abastecía”, explicó Morales.

Fabio Parreaguirre
[email protected]
@fabiopLR

Ver comentarios