Logo La República

Jueves, 19 de mayo de 2022



FORO DE LECTORES


Economía 2022

Manuel Zúñiga García mazuga5@gmail.com | Jueves 17 marzo, 2022

Manuel Zúñiga

Manuel Zúñiga García

Economista

La economía costarricense suma dos años de transitar en la COVID – 19 (C-19). Recordemos la importancia de que cada persona humana esté bien de salud, para el retorno a la “normalidad”. Tan importantes son las personas para la economía, que cuando se aplicaron las restricciones sanitarias desmovilizadoras, deterioró el giro de los negocios. No es la economía quien activa a las personas; sino, las personas quienes activan la economía.

Producción. Por las restricciones, desde marzo 2020 hasta febrero 2021, soportamos una depresión económica de doce meses. El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), señaló el perjuicio del 90% de las actividades comerciales, servicios, construcción y manufactura. En casi ese mismo porcentaje, las empresas manifestaron no haber recibido ayuda; y, un 6% externó lo contrario. A diciembre 2021 las exportaciones de zona franca (régimen especial), crecieron 30% (un año antes 5%); por su parte, las de régimen definitivo (fuera de zona franca), reportan 17% (un año antes -3%).

Entre marzo y diciembre 2021, las tasas de crecimiento productivo arrojaron signo positivo, reflotando la economía y ojalá mantener esa tendencia; no obstante, la aparición de variantes de la C-19, obligó a cierres parciales en otros países, interrumpiendo sostener la inercia económica mundial y costarricense. Las estimaciones oficiales ubican para este y el próximo año, un crecimiento vecino al 4%. Lo anterior sujeto al escalamiento del conflicto en el este europeo.

Empleo. Conforme la economía toma postura, el desempleo cede, registrando a la fecha 13%. La declaratoria de emergencia nacional por la C-19 junto con las restricciones frenó al empresariado. La merma de ingresos por menores ventas les obligó, para no cerrar, a compensar por el lado de los gastos, siendo la planilla uno de ellos. Se anunció la flexibilización de las medidas sanitarias, con la expectativa de aflorar negocios y empleos.

Fiscal. A diciembre 2021 el déficit financiero fue de 5% (un año antes, 8%). Esto merced a la resucitación económica, la vigencia de leyes y la contención del gasto. El fardo está en la sección financiera, en el renglón de servicio de intereses, en ese lapso aumentó 13%. Respecto del PIB, el endeudamiento del gobierno central es 68%, descentralizado 14% y del sector público global 82% (en diciembre 2019, 72%).



Monetario. Quedó atrás el Programa Macroeconómico presentado a inicios de año y con revisiones si lo ameritaba. En adelante, se denomina Informe de Política Monetaria y se publicará en enero, abril, julio y octubre, así consignado en el estreno. La economía mundial y nacional pasan por un trance inflacionario, causado por aumento de precios en insumos, transporte, hidrocarburos y ojo avizor al conflicto supra citado. La inflación local podrá ubicarse entre 4% y 6%. El tipo de cambio oscilará y lo importante será un buen inventario de reservas para corregir sus desvaríos.

Gobierno entrante. En lo fiscal, continuar mejorando la gestión y cifras, para retornar a “BB” como calificación riesgo – país. Actualmente es “B”, implicando una mayor prima de riesgo, ergo, un financiamiento oneroso en mercados internacionales.

En la educación, lanzar un plan de reposición de contenidos que quedaron a medio ver, por la intermitencia educativa desde fines de 2018 hasta recién con la C-19; sobre todo, en escritura, lectura, idioma y matemáticas. La falta de trabajadores bilingües impide más contrataciones y llegada de empresas. Además, se desaprovecha el potencial costarricense de externalizar servicios por cercanía geográfica (nearshoring).

De los 319 mil desocupados, el 38% es del grupo etario de 15 a 24 años y el 25% de 25 a 34 años; en conjunto, suman el 63% del desempleo. Por nivel educativo, tiene primaria y secundaria incompletas, el 9% y el 34%, en su orden. En ambos casos, ¿a cuáles empleos podrán aspirar?

Coligando con lo precedente, en la producción, habilitar la disponibilidad de 5G como ventana de empleo y de crecimiento económico; pero, en nuestro manglar institucional, el gobierno no recupera las frecuencias en manos del ICE. En este momento, en 6G, China tiene 40% de aplicaciones patentadas, Estados Unidos de América 35% y Japón 10%. Mientras tanto, aquí, nosotros… ¡Pura vida mae! mazuga5@gmail.com












© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.