Enviar
Duvalier enfrenta a la justicia
Ex dictador haitiano es inculpado por desvío de fondos

El expresidente de Haití Jean Claude Duvalier fue inculpado ayer por la justicia haitiana por desvío de fondos.
Duvalier, quien abandonó la fiscalía acompañado por agentes de la Policía, pero sin esposas, quedará a disposición de la justicia haitiana, según sus abogados.
Al cierre de esta edición se desconocía el destino al que sería conducido, aunque se presumía que regresaría a un lujoso hotel.
La decisión fue adoptada después de que Duvalier, que prestó declaración en la Fiscalía de Puerto Príncipe, fuera escuchado por el fiscal Aristidas Auguste y por el juez de instrucción encargado del caso, Carves Jean.
Duvalier fue trasladado ayer a la Fiscalía de Puerto Príncipe para ser interrogado, dijo a los periodistas el abogado Reynold Georges.
Precisó que el traslado del exmandatario se debió a que el fiscal, tras escucharle en la habitación del hotel, lo decidió así para continuar con la declaración en la Fiscalía.
Otro de los abogados que le asiste, Gervais Charles, dijo que a su juicio de acuerdo con la Constitución haitiana no hay elementos para detenerlo.
El ex presidente fue trasladado después de que el fiscal Aristidas Auguste y el juez Gabriel Ambroise permanecieran durante cerca de una hora en la habitación del hotel Karibe, donde se hospeda el Duvalier desde su inesperado retorno a Haití, el domingo, después de 25 años de exilio en Francia.
Duvalier, quien no iba esposado, salió de su habitación rumbo a la Fiscalía y saludó en el exterior del hotel a varias decenas de seguidores, quienes aprovecharon para lanzar gritos y pedir “que arresten a (René) Préval”, el actual presidente de Haití.
El exmandatario subió después a un vehículo policial que permaneció en el estacionamiento del hotel unos quince minutos, hasta que emprendió la marcha tras efectuar varios movimientos de distracción junto con el resto de la caravana policial.
Finalmente, en medio de un gran número de personas y periodistas, la comitiva abandonó el lugar haciendo sonar las sirenas de los vehículos para abrirse paso por las calles de Puerto Príncipe.
Durante la mañana de ayer se pudo observar un constante ir y venir de agentes de policía entre el patio y la habitación de Duvalier.
Muchos de los policías permanecieron en las inmediaciones del establecimiento, que fue sobrevolado constantemente por helicópteros.
Amnistía Internacional (AI) pidió el lunes al Gobierno haitiano que ponga a Duvalier a disposición de la justicia por las violaciones de los derechos humanos cometidas en Haití durante su régimen.
La organización católica Cáritas de Haití opinó que tras el regreso del expresidente corresponde a la justicia “hacer sus deberes y responder”.
La Alta Comisaría de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, por su parte, consideró que el inesperado regreso del expresidente abre muchos interrogantes sobre “la impunidad y la rendición de cuentas” de sus años de mandato.


Puerto Príncipe / EFE


Ver comentarios