Logo La República

Sábado, 19 de octubre de 2019



FORO DE LECTORES


¿Dónde ha quedado el humanismo?

Gerardo Quirós [email protected] | Miércoles 10 octubre, 2018

Donde ha quedado el humanismo

El paro sindical contra la reforma fiscal continúa, después de tres semanas y so pretexto de huelga con la finalidad de exigir el retiro del plan fiscal, que se analiza en la Asamblea Legislativa, no hay acuerdos; las partes involucradas no quieren ceder.

El inicio del conflicto se da por la necesidad del gobierno actual de mejorar sus finanzas, ante una condición precaria que heredó desde varios gobiernos anteriores, donde hubo falencias en materia de control, despilfarro y malas decisiones administrativas. Sumado a esto una falta histórica de cultura tributaria, tanto de las empresas como del ciudadano, que en algunos casos lo que practican es la evasión. El haber permitido el crecimiento y evolución de lo anterior es lo que nos tiene en crisis, de la cual todos hemos sido cómplices al no exigir y demandar probidad, acatamiento a las leyes y sanciones severas a quienes infringieron lo correcto en beneficio propio, a sabiendas de la pasividad y a veces compadrazgo del costarricense. Sin factura paga menos por ejemplo.

Desde mi óptica me pregunto dónde estaba la fuerza sindical cuando se dieron los desfalcos y malas decisiones políticas que generaron pérdidas millonarias, o es que acaso no les compete fiscalizar y exigir rendición de cuentas. Probablemente otra sería la historia económica del país. Eso quedó atrás y trayéndolo a la palestra no se resuelve nada

Luego de este somero análisis pues no es mi campo, quiero señalar lo que sí me compete. Me llama poderosamente la atención la frialdad e indiferencia, así como la falta de humanismo de algunos dirigentes sindicales, ante el clamor de los asegurados para recibir atención”. Vaya pregúntele al gobierno”, como si esa fuera la fuerza en paro, al fin y al cabo todos somos humanos susceptibles a la enfermedad, dirigente sindical o no. Esos conglomerados sindicales agrupan personas relacionadas con la labor social y humanitaria; ¿donde quedaron el humanismo, la solidaridad, la calidez, respeto y la empatía?

¿Es válida o justificable esta agresión para con los enfermos que requieren atención médica, o aquellos que han esperado por años una cita o cirugía y que este paro no les dio la oportunidad, amén del costo económico y psicológico para los pacientes y sus familias?

No es justo que los pacientes internados, algunos graves con enfermedades terminales, con dolores severos, no reciban la atención integral que requieren, que los salones se limpien al mínimo, que la alimentación a veces no sea la adecuada por falta de personal que la prepare, o ausencia de quienes trasladen pacientes y medicamentos, dificultando las labores propias de atención en salud. Como si no alcanzara con lo anterior deben lidiar con el estrés que genera la incertidumbre sobre su atención y soportar además el exceso de ruido que generan los huelguistas con las comparsas, parlantes y tumbacocos.

Es obligatorio que esta huelga acabe por el bien del país y que se defina el camino más conveniente para subsanar la situación fiscal y económica de nuestra patria. Los ciudadanos, empresas y patronos deben asumir su responsabilidad tributaria, con reglas claras, de manera equitativa y acorde con lo percibido. El gobierno debe contener el gasto, eliminar privilegios, y sancionar con mano de hierro a los evasores. Finalmente los sindicatos deben realizar su labor de cogobierno y fiscalización con seriedad y responsabilidad

El impacto de este paro y sus consecuencias afectará a todos los costarricenses, la tolerancia, la cordura y la humildad deben prevalecer para llegar a buen puerto.





© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.