Domina China mercado petrolero
Enviar
Domina China mercado petrolero

La oferta de compra de $15 mil millones que hizo Cnooc Ltd. por Nexen Inc. indica que hay un desplazamiento de Canadá hacia China en detrimento de los Estados Unidos como tradicional socio de petróleo y gas natural, además de principal mercado de exportación.
Las reservas de arenas petrolíferas de Canadá, los terceros mayores yacimientos de crudo recuperable del mundo, se desarrollaron en parte mediante dinero estadounidense, dado que compañías como Richfield Oil Corp., de California, aportó tecnología para extraer bitumen de turberas boreales hace medio siglo. Ahora, una compañía china por primera vez poseerá y operará la producción de crudo de arenas petrolíferas, así como los activos de gas de pizarra de Nexen en la Columbia Británica, así como concesiones en otras partes del mundo.

“Es toda una desintegración del eje norte-sur con los Estados Unidos”, dijo en una entrevista Michael Black, un socio de Fasken Martineau DuMoulin LLP, que ha asesorado sobre acuerdos canadienses de $8,5 mil millones de Abu Dhabi Nation Energy Co.
“Los estadounidenses no tienen la presencia que tenían antes. Eso ilustra aun más el interés de China por los grandes activos, las grandes reservas y la idoneidad canadienses”.
Los productores de petróleo chinos han recurrido con más frecuencia a Canadá luego de que la oposición política estadounidense frustrara la oferta de $18,5 mil millones de Cnooc por Unocal Corp. en 2005 y después de que el gobierno del presidente Barack Obama bloqueara el año pasado la ruta de ductos hasta Texas de Keystone XL, de TransCanada Corp.
China, que busca sumar reservas de gas y petróleo para cubrir la demanda del país que consume más energía en el mundo, ve a Canadá como un proveedor bien dispuesto conforme se prepara para expandir su red de ductos a la costa del Pacífico para la exportación a Asia.
En los últimos 10 años, las compañías chinas han gastado $53,4 mil millones en yacimientos y compañías petroleras canadienses, en comparación con los $30,8 mil millones que invirtieron las empresas estadounidenses en el sector, según datos de Bloomberg.
“Canadá es estable en el plano político, tiene activos fantásticos e idoneidad tecnológica en el sector de petróleo y gas”, dijo Dan Cheng, vicepresidente de Matco Financial Inc., que tiene sede en Calgary y administra $370 millones de activos, entre ellos compañías de gas y petróleo de Canadá.
“Las empresas y los políticos canadienses han desarrollado una gran vinculación con China en los últimos tiempos. Es fácil especular que habrá más negocios”.
El gobierno canadiense, que en 2010 rechazó una oferta hostil de $40 mil millones de BHP Billiton Ltd. por Potash Corp. de Saskatchewan Inc., tiene que aprobar la transacción.
Potash Corp. es el mayor proveedor del mundo de fertilizante de potasio, que producen muy pocos países del mundo.
Las industrias de petróleo y gas de Canadá, así como otros recursos naturales, han estado tradicionalmente abiertas a la inversión extranjera para acelerar el desarrollo, dijo Lysle Brinker, director de análisis de energía de IHS Herold.
La aprobación de la compra de Nexen “es conveniente para la viabilidad a largo plazo y la salud de las industrias de gas y petróleo de Canadá”, dijo, y agregó que el gobierno canadiense ha adoptado una “posición de largo plazo” de reconocer que el sector de energía necesita mucha inversión para tener éxito.

Bloomberg

Ver comentarios