Foto 1
Enviar

Dólar sufre conforme deflación transforma perdedores en ganadores

El mercado cambiario de $5,3 billones por día tiene una nueva palabra de moda: deflación.
La amenaza de la deflación deprimió el euro, así como las monedas de Noruega, Suecia y Canadá, durante buena parte del año pasado.
En el último mes, esas monedas se han contado entre las de mejor desempeño en tanto las perspectivas de sus países mejoraron al tiempo que el dólar –afectado por una expansión despareja del dólar- experimentaba su mayor caída desde 2011.
Los inversores se vuelven más optimistas respecto de algunas de las monedas de peor desempeño del año pasado ante los indicios de que el estímulo de los bancos centrales por fin contribuye a generar un crecimiento económico sostenible.
A medida que también el petróleo se recupera, los operadores reducen populares apuestas que habían llegado a conocerse como mercado de deflación, posiciones que beneficiaban al dólar en momentos en que la economía de los Estados Unidos parecía aventajar a las de buena parte del mundo.
“La deflación es un nuevo concepto que la gente trata de entender ahora, ya que hemos pasado años combatiendo lo opuesto”, dijo Yvette Klevan, una administradora de renta fija en Nueva York de Lazard Asset Management, que gestiona $199 mil millones. “Eso podría augurar un dólar estadounidense más débil”.
Los fondos de cobertura y otros grandes especuladores que apostaban a un dólar más fuerte ahora se vuelcan a una salida.
Las posiciones largas netas a mayores aumentos del dólar se redujeron por sexta semana consecutiva, indican datos de la Comisión de Comercio en Futuros sobre Mercancía de los Estados Unidos, CFTC por la sigla en inglés. Habían trepado a un récord en enero.
Si bien en las grandes economías la inflación sigue estando muy por debajo de los objetivos de los bancos centrales, los precios han dejado de declinar en todos los países del Grupo de los Diez, a excepción de Suiza y los Estados Unidos. Las monedas de ambos países habían servido antes de refugio.
Las monedas de la zona del euro experimentaron un fortalecimiento a partir de datos del 29 de abril que mostraban que la medición más amplia de la masa monetaria de la región había tenido la mayor expansión en cinco años, lo que sugiere que la inflación se acelerará.
El petróleo ha trepado alrededor de 40% respecto de sus bajos niveles de enero y está nuevamente por encima de los $60 por barril, lo que refuerza las expectativas de mayores precios al consumidor y mejora las balanzas comerciales de países generadores de productos primarios como Noruega y Canadá.
La corona se fortaleció 7% contra el dólar en el último mes, lo cual la convierte en la de mejor desempeño entre 31 grandes monedas. Entre las diez principales se cuentan el euro, la corona sueca, el rublo ruso y el peso colombiano, que han tenido aumentos de por lo menos 4%.

Bloomberg


 

Ver comentarios