Enviar

El sector empresarial ha de jugar un papel importante, junto al del Estado, a fin de salir de la actual crisis con valiosos aprendizajes para seguir un crecimiento sano

Diferentes formas de ser responsables

Hoy se habla mucho y en algunos casos se trabaja en la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) pero el enfoque de ello puede ser distinto para unos y para otros. Bernardo Kliksberg, autor del libro “Primero la gente”, escrito junto al Premio Nobel de Economía Amartya Sen y que ya va por su sexta edición, hace un interesante análisis publicado por LA REPUBLICA ayer, que favorece la reflexión sobre el tema, en momentos en que además de luchar por salir de la crisis se deben capitalizar aprendizajes.
Dice Kliksberg que las empresas son de tres clases: “las narcisistas, en las que (solo) hay que maximizar las ganancias para sus dueños”; “las filantrópicas, que (además) aportan a las causas de interés público para lo que les interesa, y de forma esporádica”, y las de la verdadera RSE que, además de buscar ganancias “tratan bien a su personal, (son) ambientalistas, transparentes, que juegan limpio con el consumidor y comprometidas con las grandes causas del interés colectivo”.
Afirma este autor que en América Latina la mayoría de las empresas son aún del tipo “narcisista” porque no han comprendido que “hay que poner de primero a la gente”, como lo han hecho los países nórdicos y “les va de maravilla”.
Es buen momento para preguntarse por la situación de Costa Rica, que para ciertos aspectos se acerca a algunos índices de los países más desarrollados y en otros permanece en el subdesarrollo total. ¿En qué categoría está el mayor porcentaje de nuestro sector empresarial? ¿Cómo destacar a quienes están más avanzados en este proceso de cambio del desafío ético actual, para que sean emulados?
Quizás la lectura de este libro y el análisis de las afirmaciones de Kliksberg, de que “son necesarias políticas que rompan la desigualdad para crear oportunidades” y que en esto la “colaboración es un ganar-ganar, para la empresa y la sociedad”, ilumine caminos para salir de la crisis con saldos positivos que permitan continuar con un crecimiento económico y social sano en el país y en el mundo, sin tanto riesgo de nuevas crisis a futuro.
Ver comentarios