Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Deutsche Bank y HSBC se oponen a planes de la Fed

Bloomberg | Viernes 11 marzo, 2016

La Fed está implementando normas acordadas por la Junta de Estabilidad Financiera que buscan garantizar que las 30 instituciones de préstamo más grandes del mundo puedan ser liquidadas y recapitalizadas de manera ordenada, algo que HSBC y Deutsche Bank rechazan. Bloomberg/La República


 Bancos extranjeros entre los que se cuentan HSBC y Deutsche Bank  rechazan las propuestas de la Reserva Federal para implementar normas que terminen con el problema de las entidades “demasiado grandes para quebrar”, diciendo que son engorrosas e injustas para las divisiones estadounidenses de las instituciones de préstamo más grandes del mundo.
Conforme a las propuestas de la Fed, las divisiones estadounidenses de los bancos extranjeros afectados tendrían que tener un estrato adicional de deuda que pueda ser eliminado en una crisis, además de los títulos que reúnan los requisitos para ser considerados capacidad de absorción de pérdidas.
Ambos estratos de deuda considerados “fácilmente accesibles para recapitalización interna” tendrían que venderse a las sociedades controlantes en lugar de a los inversores externos, de acuerdo con el borrador de las normas, que fue difundido para recibir comentarios el 30 de octubre.
Las normas son injustas porque instituciones de préstamo de similares dimensiones no están sujetas a los mismos requisitos, expresan en sus comentarios bancos y grupos de lobby como Banco Santander y el Instituto de Banqueros Internacionales.
Por otra parte, la exigencia de trasladar las pérdidas a las sociedades controlantes es contraria a los planes de resolución destinados a detener el contagio.
“A nuestro modo de ver, las normas propuestas impondrían costos excesivos” a las divisiones estadounidenses de los bancos afectados y “llevarían a disparidades competitivas y un tratamiento desigual en la banca internacional sin beneficios acordes para la capacidad de resolución o la estabilidad financiera de los Estados Unidos”, dijo el IIB en su respuesta a las propuestas de la Fed.
La Fed está implementando normas acordadas por la Junta de Estabilidad Financiera que buscan garantizar que las 30 instituciones de préstamo más grandes del mundo puedan ser liquidadas y recapitalizadas de manera ordenada: sin rescates con dinero de los contribuyentes, sin interrumpir las “funciones críticas” y sin plantear riesgos para la estabilidad financiera.
La importancia del mercado estadounidense para los bancos más grandes del mundo significa que las consecuencias del dictado de normas en los Estados Unidos tendrá un impacto fuera de las fronteras del país.
Las propuestas de la Fed afectan no solo a colosos nacionales como JP Morgan Chase o Wells Fargo sino también a las divisiones estadounidenses de bancos de importancia sistémica mundial.
Además de vender deuda que reúna requisitos de TLAC a sus sociedades controlantes, también tendrán que emitir deuda de largo plazo que contractualmente está subordinada a todas sus obligaciones de terceros e incluye una cláusula gatillo que permite a la Fed cancelarla o convertirla en capital accionario.