Enviar

Muchos turistas prefieren este país como destino donde disfrutar de buen clima, naturaleza privilegiada y gente dispuesta a atenderlos con amabilidad y buen carácter

Destino: Costa Rica

Se cierra 2010 con buenas noticias en materia de aeropuertos, infraestructuras que dejan mucho que desear en Costa Rica desde hace años.
Las terminales aéreas más importantes muestran signos de recuperación, aunque es el Daniel Oduber, en Liberia, el que tiene mucho más que celebrar, como lo explicaba una nota de este medio ayer.
La llegada constante de vuelos chárter y el inicio de operaciones de aerolíneas comerciales fue lo que dio un fuerte empuje al Daniel Oduber, según se detalla.
Los turistas, afortunadamente, parecen haber mantenido su fidelidad a este país como destino donde disfrutar de un buen clima, naturaleza privilegiada y gente dispuesta a atenderlos con la amabilidad y el buen carácter que distingue al costarricense, aunque hayan tenido que sufrir penurias a veces al tocar suelo nacional, al menos hasta salir de los aeropuertos, en general no bien provistos para atenderlos con presteza y comodidades.
Eso nos habla de que probablemente hubo una buena promoción del país en el exterior. Incluso al ver dicha promoción en televisión, en canales dedicados a ello, se advierte una enorme brecha a favor nuestro en la calidad de confección de los materiales audiovisuales, si los comparamos con otros que buscan mostrar sitios de países limítrofes, como Panamá, por ejemplo. Esto nos favorece, desde luego, y es en estos aspectos en los que debemos aspirar a mejorar aún más.
Pero no solamente la promoción es lo que debe preocuparnos y ocuparnos. La publicidad boca a boca de quienes nos visitan, al regresar a sus países, es una de las mejores formas de anunciarnos que tenemos, y para que ella nos beneficie el turista debe recibir una atención de primera.
Esto significa, entre muchas otras cosas, asegurarnos de que nunca más haya visitantes que resulten intoxicados, por ningún tipo de causa, en los sitios dedicados a atender al turismo en el territorio nacional. Esto no tiene justificación alguna sea cual sea el origen del problema.
Si Costa Rica es un destino consolidado y bien posicionado en la actualidad, ningún descuido debe cambiar esa imagen en perjuicio de todos los que de un modo u otro le deben mucho a la industria del turismo que se ha logrado desarrollar.

Ver comentarios