Logo La República

Jueves, 22 de agosto de 2019



INVERSIONISTA


Desconocimiento reta a inversionistas

Redacción La República [email protected] | Lunes 01 junio, 2009



Desconocimiento reta a inversionistas
Una mala decisión al invertir o un error de los asesores del puesto podría hacerle perder dinero, pocas veces recuperable

Erick Díaz
Víctor Sanabria
[email protected]
[email protected]


Juan Carlos está interesado en colocar sus recursos en alguna opción del mercado de valores, pensando en las ganancias que tendría.
Sin embargo, lo que él no ha contemplado, como muchos otros, es que además del riesgo implícito en el mercado, su poco entendimiento en temas financieros o una mala injerencia de su asesor puede llevarlo a perder su dinero, pocas veces recuperable.
La pregunta que surge es, ¿quién se responsabilizaría de esa acción?
A pesar del cuidado que los puestos de bolsa y administradoras de fondos de inversión aseguran tener, el año pasado las sanciones impuestas por Sugeval a emisores, puestos y corredores, entre otros, sumaron ¢32 millones, a raíz de tres procesos. Un año antes el monto llegó a ¢396 millones.
La cifra de 2008 es menor a la de 2007, en parte porque varios procedimientos con sanciones impuestas quedaron suspendidos en el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif), ante la acción de inconstitucionalidad planteada por varias de las entidades sancionadas.
Según la experiencia de la Superintendencia General de Valores (Sugeval), la mayor parte de las quejas impuestas por inversionistas tiene como origen un malestar consecuencia del desconocimiento de la operabilidad de los instrumentos de inversión.
No obstante, otras veces se trata de molestias derivadas del mal accionar de, por ejemplo, un asesor o corredor de bolsa, o del incumplimiento de algún aspecto legal por parte de las entidades del mercado de valores.
“Existen políticas establecidas que obligan a los funcionarios a brindar una adecuada asesoría al cliente”, argumentó Douglas Soto, gerente de BCR Valores.
Pero más allá de la sanción, uno de los temas que preocupan a los inversionistas es que “una vez emitido el fallo final, la persona que se sienta afectada no recuperará posiblemente lo que invirtió. En ese caso, puede plantear una acción civil por daños y perjuicios donde pueda reclamar el monto invertido”, expresó Alejandro Antillón, abogado de la firma Pacheco Coto.
Eso sí, Antillón advirtió de que es el inversionista quien tiene la última palabra en sus colocaciones, lo cual lo convierte en el máximo responsable de los resultados obtenidos.
Actualmente existen dos vías por medio de las cuales los actores del mercado pueden ser sancionados.
Una es a través de una denuncia presentada por un inversionista ante la Sugeval, la otra es cuando esta entidad visita los puestos de bolsa o las administradoras de fondos de inversión, e identifica irregularidades.
A partir de ese momento, la Superintendencia realiza una investigación, con el objetivo de pronunciarse al respecto.
Posteriormente se da la resolución, la cual las partes involucradas pueden apelar o revocar. Estas acciones son enviadas al Conassif, y la decisión que venga será definitiva.