Débil recesión de ganancias permite confiar en la recuperación
Las acciones estadounidenses tuvieron un alza en tanto los datos del gobierno mostraron que en junio las empresas del país sumaron más puestos de trabajo que los pronosticados por economistas. Shutterstock/La República
Enviar

 La recesión de las utilidades estadounidenses que está deteniendo siete años de mercado alcista es larga desde cualquier punto de vista. Sin embargo, medida en su profundidad, no la registran ni la historia ni los inversionistas.
Las ganancias trimestrales del índice S&P 500 están por caer nuevamente, prolongando una racha de bajas que va rumbo a igualar el retroceso de las utilidades más largo de que se tenga registro, muestran los datos que reunieron S&P Dow Jones Indices y Bloomberg. Al mismo tiempo, la utilidad neta del índice cayó 18% desde el máximo de 2014 retroceso que llega a menos de la mitad de la magnitud de las tres últimas caídas y parece nimio frente al promedio de 28% de las recesiones desde 1936.
Si bien la falta de crecimiento de las ganancias explica por qué el S&P 500 ha tenido dificultades para avanzar, la poca profundidad de la caída, escasamente comentada, es clave para entender la resiliencia del mercado. El índice accionario de referencia acaba de registrar una segunda semana de alzas luego de la liquidación del 24 y 27 de junio por el Brexit, y el viernes terminó a menos de un punto de un récord tras recuperarse de dos correcciones de 10% en diez meses.
“La recesión de por sí asusta a la gente, pero la poca profundidad muestra que no se trata de una recesión apalancada: no tenemos el contagio mundial de los problemas de Lehman”, dijo Matt Lloyd, estratega jefe de inversiones de Advisors Asset Management, que gestiona $16.500 millones en Monument, Colorado. “Es correcto denominarla una recesión de las ganancias pero hay que entender que una recesión económica es menos probable”.
La confianza de los inversionistas en que las utilidades se van a recuperar es visible en otros indicadores del mercado, las valuaciones, que han crecido conforme la recuperación de las ganancias se demoró repetidas veces. A 25 veces las ganancias informadas utilizando la contabilidad habitual, el S&P 500 se cotiza a un múltiplo más alto del que ha tenido en el 90% del tiempo en las últimas ocho décadas. El ratio promedio es de 17.
Las acciones estadounidenses tuvieron un alza la semana pasada en tanto los datos del gobierno mostraron que en junio las empresas del país sumaron más puestos de trabajo que los que pronosticaban los economistas, fortaleciendo el optimismo respecto a que la economía más grande del mundo puede sobrellevar una desaceleración mundial. Después de un alza de 16% desde febrero, el S&P ahora se ubica apenas por debajo de su máximo histórico de 2.130 alcanzado en mayo de 2015.

 



Ver comentarios