Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



FORO DE LECTORES


De guardias y disponibilidades: una verdad a medias

| Jueves 26 abril, 2012


De guardias y disponibilidades: una verdad a medias

Con insistencia hemos explicado a los comunicadores, con la esperanza de que hagan llegar nuestra posición a los costarricenses, sobre las medidas adoptadas por la Junta Directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social para hacer más eficiente el uso de los recursos institucionales.
La CCSS se encuentra en un fuego cruzado donde algunos sectores urgen el uso eficiente de los recursos para sacarla a flote y otros luchan, sin argumentos efectivamente sustentados, para que las cosas sigan como hasta ahora. La prensa un día cuestiona que un profesional gane más de 10 millones y al otro defiende que se mantengan inalterables los tiempos extras, guardias y disponibilidades.
Una vez más aclaramos de manera contundente: LAS HORAS EXTRA, GUARDIAS Y DISPONIBILIDADES MÉDICAS NO SE ESTÁN ELIMINANDO Y NO SE VAN A ELIMINAR. De lo que se trata es de mantener las que realmente se requieran, en función del usuario y no del bolsillo del trabajador. Quien afirme que hemos girado instrucciones para que elimine una guardia o una disponibilidad médica, falta a la verdad. Lo que sí es cierto, es que hemos pedido a los jerarcas de los centros médicos asistenciales, que hagan el trabajo para el que fueron contratados: analicen, con datos en la mano, lo que realmente se necesita a la luz de la productividad y decidan el recurso humano necesario para garantizar un servicio de calidad a los usuarios.
La Caja tiene ingresos limitados y a ellos debe ajustar su presupuesto, todos los funcionarios debemos entender la situación financiera institucional y ser consecuentes con esa realidad.
Sobre las acciones de cobro también hemos informado y lo primero es entender que por ley estamos obligados a seguir el proceso tipificado por ley, no podemos, garrote en mano, ir a pedir que se nos resarzan los adeudos. Es bien sabido que en este país existen irresponsables que reportan salarios menores, no aseguran a sus trabajadores o cambian la razón social, en procura de evadir el pago al Seguro Social. Tenemos ejemplos, de techos de vidrio, que lanzan piedras en el cínico juego de la doble moral.

Dra. Ileana Balmaceda Arias
Presidenta Ejecutiva
CCSS