Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



INVERSIONISTA


Datos laborales de EE.UU. presentan débil advertencia de recesión

Bloomberg | Miércoles 20 abril, 2016



Mientras la economía volvía a comenzar el año de manera desalentadora, los optimistas destacaban la fuerza del mercado laboral estadounidense como motivo para no preocuparse.

Mientras las contrataciones experimenten aumentos mensuales de 200 mil o más, la economía permanece en buena forma, o al menos eso sostienen quienes ven el vaso medio lleno.
Sin embargo, si se analiza más allá de los datos sobre empleo de los titulares, se ven indicios de que el mercado laboral pierde algo de fuerza.
El empleo temporario, que aumentó antes de las dos últimas recesiones, da muestras de agotamiento.
Por otra parte, un índice amplio del mercado laboral que generan economistas de la Reserva Federal y monitorea la presidenta Janet Yellen, ha declinado durante tres meses consecutivos por primera vez desde 2009.
“Estoy algo preocupado”, dijo Bob Funk, que tiene 75 años y es el máximo responsable ejecutivo de Express Employment Professionals, que proporciona empleados temporarios a empresas.
“Nuestro sector siempre está en la primera línea de una recesión”, ya que los empleados temporarios son los primeros de los que se prescinde cuando hay indicios de debilidad económica.
El empleo temporario cayó en dos de los últimos tres meses y ha bajado 1,8% en lo que va del año a pesar de que la cantidad total de contrataciones es mayor.
“El año pasado terminamos con un 10%. En lo que va del año sólo ha aumentado entre 2 y 3%”.
Antes de la recesión de 2001, el empleo temporario alcanzó su punto más alto 11 meses antes del comienzo de la caída. El lapso que antecedió a la Gran Recesión de 2007-2009 fue de 16 meses.
El panorama es similar en lo que respecta al índice de condiciones del mercado laboral, que comprende 19 indicadores, entre ellos la ayuda temporaria.
El promedio móvil de seis meses de cambios del índice se hizo negativo nueve meses antes de la caída de 2001 y cinco meses antes de la recesión más reciente.
Sobre esa base, las declinaciones de sus componentes llevaron el promedio a un territorio apenas negativo el mes pasado, lo que sugiere que las condiciones laborales podrían estar aplanándose en lugar de deteriorándose de una forma que presagie una recesión.
Pocos pronosticadores dicen que es inminente un derrumbe económico a pesar de que se estima que en el primer trimestre hubo una mayor desaceleración. Economistas de Macroeconomic Advisers, que tiene sede en St. Louis, estimaron que el crecimiento entre enero y marzo fue de 0,9% anualizado, menos que el 1,4% de los tres primeros meses de 2015.
Economistas que consultó Bloomberg en abril rebajaron las probabilidades de una recesión en los próximos 12 meses a 15%, en comparación con un pronóstico de 18% en marzo y de 20% en febrero, según la mediana de los cálculos.