Enviar

Es hora de impulsar los negocios ecológicos. Algunos lo hacen ya en el país en clara demostración de lo que se podría lograr si esto fuera parte de un plan país serio y de largo plazo


Crecen los negocios ecológicos en el mundo

A pesar de que aún no se ha desarrollado mucho en el país, la tendencia mundial hacia el negocio de las industrias ecológicas, Costa Rica es el más ecológico del continente.
Importantes decisiones políticas del siglo pasado que llevaron a proteger la naturaleza en una gran parte del territorio nacional y una inclinación natural de los costarricenses hacia ello, le hacen mantener hoy el lugar número uno del continente en materia de conservación de la naturaleza.
Sin embargo, esto se da sin que el país se encuentre aún bien insertado dentro de la nueva tendencia mundial de la producción y el consumo (crecientes) de alimentos y otros productos ecológicos.
Desde los de la construcción, con sus múltiples ramas, hasta la utilización de desechos para la elaboración de nuevos productos ecológicos y los alimentos orgánicos son apenas ejemplos de la industria de lo ecológico, de éxito mundial hoy debido a que crece la demanda.
El desarrollo de estas industrias debería ser acompañado en Costa Rica por políticas públicas para cambiar el gran lunar negro de una nación tan bien calificada en el mundo en este aspecto.
Nos referimos, desde luego, a la contaminación de nuestros ríos y al serio problema que la origina al no contar con el tratamiento de las aguas negras y servidas.
Es decir, que si bien pareciera que la voluntad y los deseos de los costarricenses desde siempre han estado del lado de la conservación y de lo ecológico, no han existido en general en las últimas décadas gobiernos interesados en que esa vocación natural de la población fuera aprovechada y estimulada.
Es hora de impulsar los negocios ecológicos. Una buena cantidad de micropymes lo hacen ya, casi sin recursos, en un trabajo de “hormigas” callado pero significativo en cuanto demostración de lo que se podría lograr si esto fuera parte de un plan país serio y de largo plazo.
Si somos reconocidos como el quinto país más ecológico en todo el mundo y el primero en el continente americano, ¿qué esperamos para poner en marcha nuestra nación en ese camino de forma integral, bien planeada a corto, mediano y largo plazos, haciendo de esto una verdadera y potente fortaleza que nos distinga y nos convierta en únicos?
 

Ver comentarios