Crece tensión
Enviar
Crece tensión

Miles de personas continúan manifestándose contra Japón en decenas de ciudades en China, en medio de la escalada de tensión entre ambas potencias por la soberanía de unas islas de la región Asia Pacífico.
El nivel de dureza de las manifestaciones es el más fuerte desde que los dos países normalizaran sus relaciones diplomáticas en 1972.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta, advirtió que las disputas territoriales en el este asiático podrían llegar a convertirse en un conflicto serio si no se baja el nivel de las provocaciones.
"Un juicio erróneo de cualquiera de las partes podría llevar a violencia que desemboque en un conflicto", advirtió Pannetta al comienzo de una gira asiática.
El secretario de Defensa de Barack Obama se refiere así a las protestas antijaponesas que se han desarrollado en los últimos días en China por la disputa sobre la soberanía de las islas del mar de China Oriental.
El enfado se ha recrudecido en China desde que Japón anunció que ha comprado tres de las islas, que se conocen como Senkaku en Japón y Diaoyu en China, a sus propietarios privados.
Por otro lado, Pekín es el centro de las concentraciones. En la capital, cientos de ciudadanos protestan frente a la sede de la Embajada nipona coreando el himno nacional y lanzando botellas de plástico y huevos contra la legación.
"Las (islas) Diaoyu son nuestras", claman los manifestantes en Pekín, apoyados de pancartas de cartón o 'iPads' en los que se puede leer "Diaoyu chinas" -en mandarín y en inglés-, y acompañados de retratos del que fuera líder del país Mao Zedong y banderas.
El dispositivo de seguridad a las puertas de la legación nipona se ha visto incrementado con mayor presencia de la policía municipal, paramilitares y antidisturbios.
Éstos establecieron un fuerte cordón de seguridad para mantener una cierta distancia entre los manifestantes y la sede diplomática, y controlar la protesta.
Fuentes niponas en Pekín confirmaron a Efe que los trabajadores de la legación japonesa no se han visto afectados por las protestas ni por el lanzamiento de objetos contra el edificio de la embajada -que llegaron a romper algún cristal-, en el que se encuentran "trabajando con normalidad".
Los restaurantes japoneses ubicados en una calle cercana a la sede nipona de la capital permanecen cerrados y en todos ellos, se pueden ver colgadas banderas chinas y carteles en defensa de la soberanía china de las Diaoyu, llamadas Senkaku por Japón.
Las protestas por la soberanía de las islas que se disputan China y Japón también se han reproducido en más ciudades del país, como en Shanghái, donde las manifestaciones se concentran frente al consulado japonés, informa la prensa estatal y medios japoneses.
También se confirman concentraciones en lugares como Cantón, Shenzhen, Xiamen o Haikou.

Pekín
EFE

Ver comentarios