Enviar
Evo Morales ha defendido la consulta como el escenario que le permitirá definir un nuevo mapa político de la región suramericana
Crece incertidumbre sobre referendo en Bolivia

La Paz EFE

El Gobierno de Bolivia insistió en que el referendo sobre la continuidad o revocación del presidente Evo Morales y los gobernadores regionales se mantiene, ante el aumento de peticiones para suspenderlo a 15 días de su celebración.
El viceministro de Coordinación con Movimientos Sociales, Sacha Llorenti, uno de los asesores legales del presidente, ratificó a la radio estatal Patria Nueva que no “existe argumento jurídico, constitucional, ético o histórico” para frenar la consulta.
Pero las peticiones de suspensión han llegado incluso desde la propia Corte Nacional Electoral (CNE) y algunas de sus filiales regionales.
El Ejecutivo había rechazado tajantemente el decreto del Tribunal Constitucional (TC) que intenta frenar el plebiscito convocado para el 10 de agosto para que Morales, su vicepresidente, Álvaro García Linera, y los prefectos (gobernadores) del país sometan la continuidad de sus mandatos a las urnas.
Silvia Salame, la única magistrada en funciones en el TC después de cuatro renuncias consecutivas de sus colegas, pidió a la CNE que aplazara la consulta hasta que ese órgano judicial cuente con todos sus miembros y puedan determinar si es constitucional o no.
El presidente de la CNE, José Luis Exeni, ha rechazado suspender la consulta, pero el vicepresidente, Jerónimo Pinheiro, le contradijo en las ultimas horas y opinó que sí debe suspenderse porque, a su juicio, la norma que avala la consulta tiene fallos.
Pinheiro es uno los tres vocales que tiene la CNE y su presencia es necesaria para conformar el quórum suficiente en la toma de decis
iones de ese órgano.
“Creo que es pertinente que este proceso se pueda suspender, ya que la ley (del referendo revocatorio) que ha sido promulgada, tiene muchas falencias”, dijo Pinheiro.
Exeni se reunirá hoy lunes con dos vocales nacionales, entre ellos Pinheiro, y sus homólogos de las nueve cortes regionales del país, dos de las cuales también han expresado de forma explícita su rechazo a la celebración de la consulta.

La Corte de Chuquisaca pidió a Exeni aceptar la resolución del Constitucional y el presidente de la Corte de Santa Cruz, Orlando Parada, anticipó al diario “La Prensa” que este lunes planteará oficialmente la su
spensión de la votación.
Llorenti opinó que los vocales electorales que se manifestaron en contra del referendo son parte del “pasado” del país y actúan en consonancia con los sectores conservadores "antidemocráticos", tal y como ayer mismo criticó ayer el propio Evo Morales.
“Estamos todavía en medio de una batalla que pretende detener el referendo revocatorio”, admitió Llorenti.
De momento, las cortes de Tarija, Beni y Pando se limitaron a criticar a Exeni por ratificar el referendo a título personal sin un análisis del fallo del TC con todas las administraciones electorales regionales.
Esas tres cortes y la de Santa Cruz ya se han opuesto de manera frontal a Exeni cuando, entre mayo y junio pasado, organizaron referendos autonomistas que la Corte Nacional Electoral desconoció y el Gobierno de Morales tildó de ilegales y separatistas.
Morales ha defendido el referendo como el escenario que le permitirá definir un nuevo mapa político en Bolivia frente a la oposición, que ahora controla seis de las ocho prefecturas (gobernaciones) que se someterán a la consulta.
La Prefectura de Chuquisaca está excluida de la consulta porque su gobernadora, la indígena quechua Savina Cuéllar, ganó elecciones regionales a fines de junio, tras la renuncia de su antecesor.


Ver comentarios